Domingo 20 octubre 2019

Logo Central America Link

Economía mundial: Llegan vientos helados desde Davos

Lunes 06 febrero, 2012


Rafael Carles
Panamá América, Panamá

Como toda crisis, la que aqueja hoy a la economía mundial ofrece una excelente oportunidad para usar intensivamente la memoria y la imaginación. Quizás esto sea todo lo que puede decirse en favor de un estado de cosas que, para no pocos apocalípticos ilustrados de última hora, parece prenunciar la depresión más profunda que el mundo ha conocido en las pasadas ocho décadas.

El valor de las especulaciones que hoy se lee sobre la crisis es relativo, porque a pesar de que lleva más de tres años de desarrollo, nadie parece haber superado la etapa de la reacción histérica frente a las malas nuevas. Lo planteado recientemente en Davos es un ejemplo claro de la confusión imperante. Hace apenas un año, tanto el Fondo Monetario Internacional como las demás instituciones técnicas financieras decían que no había nada que temer, y en la reunión del año pasado aseguraron que una repetición de la burbuja inmobiliaria del 2008 era imposible y que las reservas de divisas duras en Europa la ponían a salvo de cualquier riesgo serio.

Europa amaga hoy con disolverse en el caos, no sólo económico, sino político y social, y el destino del euro es uno de los síntomas más evidentes de ese riesgo. Y aunque el FMI muestra una increíble resistencia a siquiera sonrojarse frente a los resultados de la realidad, lo cierto es que todo el discurso del FMI está asediado por el fantasma de la ineficiencia y aun hasta por el fraude intelectual que el planeta ha digerido en los últimos años.

La actual cúpula de presidentes y ministros de finanzas del mundo es una de escasa capacidad, si uno se esfuerza por tener una perspectiva histórica. Por primera vez en lo que va del nuevo milenio, se cuestiona el argumento fundamental que la única libertad que merece preservarse es la del capital y que sólo ésta garantiza finalmente la humana. Puesto así hiede a absurdo, pero esta visión ha sido la sustancia misma del pensamiento hegemónico sobre el mercado irrestricto que la sociedad mundial ha digerido en el pasado reciente. Es interesante notar que son los mismos voceros de ese discurso los que ahora sugieren que quizá haya que dedicarse a pensar lo impensable.

Leer más...