Domingo 18 agosto 2019

Logo Central America Link

Economía y finanzas públicas

Miércoles 28 julio, 2010


Mauricio Silva
El Faro, Salvador


Los resultados macroeconómicos y de las finanzas públicas de los años anteriores de los países centroamericanos revelan que la crisis financiera internacional afecto a todos los países de manera similar aunque con variaciones importantes. Los principales indicadores económicos de las cinco naciones sufrieron reveses negativos así como sus finanzas públicas. El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI, www.icefi.org) acaba de publicar en su primer número los resultados de una investigación de coyuntura que estudia estos factores, publicación en la cual se basa este artículo.

En el 2009, en todos los países, excepto Guatemala, el PIB cayó; en todos los ingresos públicos totales se redujeron y el déficit público aumentó. Las estadísticas de comercio exterior, inversión extranjera y remesas familiares reflejan la desaceleración económica vivida en el 2009, la cual en varios países, incluyendo El Salvador, comenzó en el 2008. En todos los países esos tres indicadores son negativos para el año pasado, excepto por las remesas familiares de Costa Rica que mostraron un aumento con respecto al 2008.

El estudio explica esa contracción productiva en buena medida por los influyentes vínculos económicos con los Estados Unidos. Las exportaciones, la inversión extranjera, el turismo, y las remesas familiares de la región dependen fuertemente del principal socio que es los Estados Unidos. Del total de las exportaciones de nuestros países, un 50 al 70 % van hacia EEUU; el 80% de los que envían remesas a Guatemala, El Salvador y Honduras viven en E.U.A.

El otro factor que influyo en esta crisis centroamericana son las débiles finanzas públicas. En todos los países las políticas fiscales no fueron lo suficientemente adecuadas para producir efectos contra cíclicos y no pudieron apoyar los planes  económicos anti crisis elaborados. En todos los países los buenos deseos expresados en los planes de estado, plan quinquenal en el caso de El Salvador, se toparon con una realidad diametralmente opuesta, ningún país pudo responder a la crisis con una política fiscal anti cíclica que aumentara el gasto e incrementara la inversión pública. El Salvador, Honduras y Nicaragua aprobaron reformas fiscales de diferentes magnitudes que no tuvieron todo el efecto necesario pero ayudaron a menguar el impacto negativo de la crisis.

Leer más...