Viernes 18 septiembre 2020

Logo Central America Link

Eficiencia de la Educación y Promoción

Jueves 28 octubre, 2010


Augusto Zelaya Ubeda
El Nuevo Diario, Nicaragua
 
Me quiero referir al artículo publicado por el Profesor Cefas Ascencio. Se indica que la eficiencia (del Sistema educativo) se puede “medir por la capacidad de promover, en el plazo definido, a la mayor cantidad de estudiantes que ingresan a un Nivel educativo en condiciones de mejor calidad y optimizando la inversión”. Cefas cita el caso de Costa Rica y Cuba como ejemplos similares en cuanto a “eficiencia” dado que, en ambos países, el porcentaje de promoción es muy alto.
 
Durante una reunión con profesores de universidades yo les preguntaba qué entendían por “Demanda Educativa”. La casi absoluta mayoría indicó que “eran los miles de jóvenes que desean estudiar una carrera universitaria”. Yo les indiqué que, para efectos de lograr una educación eficiente, la Demanda Educativa es “La cantidad y calidad de los puestos de trabajo que ofrece el mercado de trabajo, la sociedad”. 
 
La cantidad de puestos de trabajo que demanda profesionales preparados. Eso, desde luego, cayó como un balde de agua fría en los universitarios porque, pone en evidencia la ineficiencia de nuestras universidades que forman “profesionales” que no pueden ejercer su profesión; que no van a encontrar trabajo. Y esa situación no sólo es muestra de Ineficiencia, sino también de ineficacia, al subir los costos de la educación invirtiendo en algo inútil a la sociedad.
 
No se puede comparar la eficiencia de la educación en Cuba con la de Costa Rica por el simple hecho de que ambas promuevan el mismo porcentaje de alumnos. Los egresados de Costa Rica se insertan con muchísima facilidad al mercado de trabajo, en y fuera de Costa Rica. En Cuba los jóvenes no tienen opciones de trabajar en sus profesiones por el modelo económico que restringe la creación de puestos de trabajo. Su economía estatal, el control férreo de las acciones individuales desvirtúa el esfuerzo numérico de graduar 95 de 100 jóvenes. 
 
Para que la educación sea eficiente “se requiere establecer vínculos fuertes entre los sectores económicos, sociales y culturales con el Sistema Educativo”. En otras palabras, cada país debe tener un Plan Nacional donde se indiquen las áreas de desarrollo que van a necesitar tales o cuáles profesionales. Y, de ahí depende la tarea del Sistema Educativo de responder a esas oportunidades que señale ese Plan.