Martes 10 diciembre 2019

Logo Central America Link

El año Martinelli

Lunes 05 julio, 2010


Adelita Coriat
Pa Digital, Panamá 
 
A un año de gobierno, el Presidente se sienta a rendir cuentas a la ciudadanía. Martinelli se autoevalúa en positivo. Justifica ciertas faltas como un proceso de “aprendizaje” de un gobierno entrante, de poca experiencia gubernamental, mal acostumbrado al engranaje burocrático. Escenario que ha “forzado” al Ejecutivo a tomar medidas atípicas, que por su naturaleza, causó el rechazo de varios grupos sociales más que todo por la “forma” que por el “fondo”.
 
Su personalidad acaparadora le impide separar líneas de poder. Expresar que el Alcalde no puede con el puesto, aunque así sea, lanza un grito de advertencia de la concentración de poder en el Ejecutivo. La misma fórmula podría aplicarse para cualquier funcionario, aunque lo ideal sería contar con pruebas o investigaciones robustas para evitar confusiones.
 
El escenario intimida a ciertos grupos de la población que se impregnan de nerviosismo e incertidumbre, por ende, contagian su temor en el resto de los pensantes.
 
El futuro para el Presidente se resume en un reto de titanes, sus promesas sobre magnas obras de infraestructura a las que se le suman otras nuevas, pone en jaque las finanzas del estado. Hasta el momento, en tan solo un año, el gobierno ha adquirido una deuda pública de 500 millones de dólares, mientras que sus antecesores, en cinco años de gobierno se endeudaron mil millones cada uno. 
 
Es decir, ha sobrepasado la política de endeudamiento sin que se note una preocupación por el jefe de esta cartera, un prominente banquero que debe conocer a fondo el riesgo de endeudamiento, especialmente cuando Panamá recién adquirió una confianza inédita en su credibilidad de inversión.