Sábado 19 septiembre 2020

Logo Central America Link

El antinicaraguanismo del predicador del “subdesarrollo”

Miércoles 27 octubre, 2010


Manuel Fernández V.
El Nuevo Diario, Nicaragua

Cierta intelectualidad nica educada en colegios católicos hiperboliza el “atraso” del país en los medios de comunicación, como propagandistas de un país hostil en confrontación. Para estos conservadores, socialcristianos, teólogos de liberación y Movimiento Cristiano, solamente hay “justos” (ellos) y “pecadores” (los otros), los culpables del “subdesarrollo”. 

Como si ellos mismos no formaran parte del desarrollo del país. Incapacitados para la organización política del antisomocismo opositor, y enquistados en la violencia con su exaltación del “martirio” desde 1954, fracasaron con el populismo del Gobierno de Reconstrucción (GRN) de clérigos y ministros “cursillistas de la cristiandad” en su proyecto de sociedad agraria estamental. 

Pero estos conservadores de diferentes siglas sacaron provecho al quitar de en medio la competencia de los liberales (PLN), repartiéndose sus propiedades en la gran piñata de la Unidad Nacional, para el patrimonio de sus partidos (dos mil quinientas de las mejores casas de Managua) y aumentando el enriquecimiento de sus familias afiliadas. El antisomocismo no puede negar que en los años ochenta hicieron el gran negocio, aunque algunos tuvieran un pie en la “contra” (algunas familias pusieron un hijo en cada tendencia del conflicto).

Pero su intelectualidad olvida que la guerra, siempre con vidas ajenas, fue un negocio para las familias vinculadas con el GRN. Aprovecharon el aislamiento comercial para el contrabando de “blue jeans”, papel higiénico, desodorante, pasta de dentrífico, etc.; las cuotas abiertas de gasolina para los “productores” del latifundio, fueron un negocio más del estraperlo en medio del racionamiento. Y acumularon capital en el extranjero con el cambio a diez pesos por dólar para los “productores” de la “burguesía patriótica”. La economía de guerra fue su economía.

Leer más…