Martes 15 octubre 2019

Logo Central America Link

El arte de concertar sin negociar

Viernes 16 septiembre, 2011


Paolo Lüers
El Salvador. com, El Salvador

Si un gobierno no puede gobernar sin contar con el apoyo de la oposición y del sector privado, tiene que concertar. Tiene que negociar acuerdos que le dan gobernabilidad.

Para construir estos acuerdos y llegar a políticas compartidas que producen la capacidad de enfrentar los problemas y las crisis que el gobierno solo no puede resolver, por simple lógica no tiene sentido que el gobierno declara que el punto de partida para esta concertación es SU programa de gobierno y SU plan quinquenal.

Esto es exactamente lo que el Mauricio Funes está haciendo. Y por esto no llega a nada, por más mesas de concertación está poniendo a funcionar en Casa Presidencial. Habla incesantemente de 'unidad nacional', convoca cada rato a medio mundo a Casa Presidencial, pero a la hora de entrar en serio a los temas esenciales, él o sus voceros (el secretario técnico Alex Segovia, el secretario de asuntos estratégicos Hato Hasbún) paran en seco la discusión con el argumento: "Esto ya está definido en el Plan Quinquenal del gobierno, estas prioridades ya no se pueden cambiar…"

Nos enteramos en los periódicos que así les pasó recientemente (aunque no por primera vez) a los delegados de los gremios empresariales, convocados a Casa Presidencial a otra mesa más sobre el problema fiscal que enfrenta el país: el déficit en el presupuesto, la falta de liquidez del ejecutivo para enfrentar las necesidades de seguridad… Los funcionarios les presentaron el presupuesto para el 2012, que por ley tienen que someter a la Asamblea al final del mismo mes; y nuevamente el proyecto del impuesto (hoy llamado 'contribución especial') para seguridad. Los invitados, obviamente no dispuestos a reducir su rol a avalar un presupuesto ya estructurado según las prioridades definidos por el gobierno, propusieron ampliar la agenda: discutamos los lineamientos generales para los siguientes presupuestos, revisamos las prioridades, los subsidios, los gastos corrientes del Estado, veamos qué gastos se puede o reducir o reorientar hacia áreas que sirven para reactivar la economía…

Leer más...