Martes 15 octubre 2019

Logo Central America Link

El fin de un tirano: Qué sigue ahora

Lunes 24 octubre, 2011


Adelita Coriat
Panamá América, Panamá

La fiesta terminó, ahora quién paga los gastos? Es muy común que las políticas de la OTAN y la Unión Europea han sido irresponsables en la reconstrucción de las naciones atacadas, en este caso Libia.

Sabíamos que al final del camino Muamar El Gadafi, que por 42 años gobernó Libia, era un perdedor, no tenía un plan estructurado en su resistencia. Lo que muchos nos preguntamos es; ¿qué sigue ahora? ¿Cuál es el panorama geopolítico de la región, considerando las recientes sublevaciones y las que están por venir?

El grupo opuesto al régimen Gadafi es un movimiento mixto, compuesto por intelectuales, seculares, radicales, liberales, islamistas , etc.
Los entendidos en la materia consideran que será determinante el apoyo de EE.UU. a uno de estos subgrupos, apuestan a los seculares y es posible que esto refuerce a los grupos musulmanes. Los libios mostraron gran destreza en el manejo de las fuerzas occidentales durante la resistencia, por lo que destacarán sus verdaderas posiciones para mantener a occidente en calma con la venta de petróleo a buen precio.

A quien hay que tener en el observatorio es a Israel, que con todo este revuelo a su alrededor, deberá estar más pendiente que nunca de los movimientos de sus vecinos. Gadafi no era gran amigo de los israelitas, pero más allá de sus fechorías contra el Estado judío, ahora es más concreto el peligro por los grupos radicales que intenten subir al poder. En muchas ocasiones los grupos islamistas enseñan su cara democrática, pero por la general la agenda indica otra cosa . Es el caso de Egipto, que a prácticamente 2 meses de la caída de Mubarak, se ven otras intenciones en la fraternidad árabe.

De tal modo que la región desde aspectos geopolíticos y la agenda estadounidense, se verá alterada en los próximos meses, pues se mudaron de tiranos para colaborar con la tiranía, destruyeron a dictadores fuertes por laicos y seculares, pero nada asegura que lo que venga no sea una dictadura teocrática y/o fundamentalista. Hay un repliegue de EE..UU. y Europa.

Leer más...