Viernes 25 septiembre 2020

Logo Central America Link

El “gasolinazo” de Evo Morales

Jueves 06 enero, 2011


Héctor Ygonet Céspedes
El Heraldo, Honduras

El presidente de la República de Bolivia, Evo Morales, luego de una intensa ola de protestas en todo el país, tomó la decisión de derogar el decreto presidencial que aumentaba los combustibles entre el 57 y el 82% (al eliminar el subsidio gubernamental a los mismos). 

Fue una medida sin dudas valiente, pero innecesaria en la actual coyuntura económica de Bolivia, y sin el consenso suficiente ya que incluso sus propios partidarios y aliados políticos le retiraron el apoyo en las calles y se unieron, en algunos casos, a los manifestantes. 

Morales enfrentó una campaña masiva de ataques políticos y personales, en la que los defensores del régimen no pudieron contrarrestar el descontento popular, lo que incluso atentó contra la propia permanencia de Morales en la Presidencia de la República. 

Evo Morales, en mi opinión, es un líder con mucha autenticidad, con fuertes raíces autóctonas de su pueblo y su lengua aymará. Evo ha traído un nuevo impulso sociopolítico y cierta estabilidad a Bolivia, muy a pesar de los malos augurios que al inicio de su gobierno se vertieron de parte de sectores de la oposición.

Gobernar una nación dividida como Bolivia es sumamente difícil, y Evo ha sabido navegar por mar revuelta en varias ocasiones durante su período de gobierno. Los índices de crecimiento económico son favorables al líder boliviano, pero la oposición luce fortalecida y unida en el único propósito de ganarle el poder. Ante este cuadro político Evo Morales deberá hacer cambios importantes en el gabinete presidencial, que le permita oxigenar su imagen pública, muy deteriorada tras los disturbios de fin de año. Evo tiene la única llave que lleva a la estabilidad política en Bolivia, y tiene dos caminos: cambia o lo cambian.

Leer más…