Martes 23 julio 2019

Logo Central America Link

El Heredero

Viernes 03 febrero, 2012


Danilo Arbilla
La Prensa, Honduras

Para tenerlo presente. El ministro de defensa venezolano (creo que el título es más rimbombante pero no lo tengo claro) Henry Rangel Silva ha asumido con bríos renovados un especie de liderazgo para unir a los ejércitos del hemisferio latinoamericano, en una iniciativa que repite intentos de otra épocas de los generales Onganía de Argentina y Costa e Silva de Brasil y otros tantos de diferentes países que concretaron uniones, proyectos y planes identificados incluso con el nombres de simpáticas aves autóctonas.

Es vital “fortalecer los mecanismo de defensa, cooperación y apoyo entre nuestros países (léase nuestros ejércitos)... que no son de ahora sino de muchos años”, ha dicho Rangel Silva en un encuentro celebrado en Caracas con su colega peruano, Luis Alberto Otárola Peñaranda, para fijar una “agenda conjunta de defensa“ y “establecer mecanismos conjuntos de seguridad en el continente suramericano”.

Días antes el ministro venezolano había recibido a su par de Brasil el conocido Celso Amorín, con quien llegaron también a similares coincidencias en cuando a la definición de objetivos comunes en materia de seguridad, asignatura ya concretada en la Secretaría de Defensa de la Unasur. Como se sabe, ésta ha establecido una especie de blindaje para actuar en caso de “golpes” pero parecería que solo cuando es contra los titulares del Poder Ejecutivo. Y en su reunión con el brasilero Rangel no dejó ninguna duda: “... esta relación de cooperación bilateral y multilateral va por un extraordinario camino. Vamos a lograr que nuestras Fuerzas Armadas se complementen para ofrecer protección a lo interno del bloque suramericano y que éste se convierta en un elemento contra lo que quiera venir desde afuera”. Y agárrate Catalina.

Y este señor Rangel, que ocupa desde hace unos quince días el Ministerio del Popular para la Defensa (ahora me acordé), ha sido acusado de haberse ocupado en otros tiempo de actividades no lícitas a saber: narcotráfico, apoyo a las Farc, y a otras guerrillas colombianas y también a miembros de la ETA. Se le ha señalado como el nexo entre el gobierno de Chávez y las Farc, cuando éstas presuntamente recibía asistencia y respaldo del gobierno venezolano y además, se le involucra en numerosas casos de corrupción. Eso es por supuesto lo que dice la oposición venezolano, pero también organizaciones que se ocupan de investigar y combatir el narcotráfico, por ejemplo.

Leer más...