Lunes 22 julio 2019

Logo Central America Link

El Informe Final de la Misión de Observación de la UE

Miércoles 29 febrero, 2012


Carlos Tünnermann Bernheim
El Nuevo Diario, Nicaragua

El Informe Final de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea, MOE-UE, hecho público recientemente, vino a confirmar la percepción general que existe acerca de la imposibilidad de comprobar quién realmente ganó las recientes elecciones generales y cuántos diputados están legítimamente ocupando una curul en la Asamblea Nacional.

El Jefe de la Misión Observadora, el eurodiputado Luis Yáñez, sostuvo en un programa televisivo que no fue posible disponer de suficientes elementos para afirmar si el resultado fue en un sentido o en otro, por el exceso de “opacidad”.

La falta de transparencia en diferentes momentos del proceso electoral fue mencionada por el mismo Yáñez como la clave para describir lo que ocurrió. Una manera diplomática de aludir al fraude perpetrado por el Consejo Supremo Electoral de facto, CSE.

El informe contiene consideraciones que dejan en muy mal predicado al actual CSE, y representan una crítica demoledora al cúmulo de irregularidades y anomalías que se dieron en el proceso electoral, y que también han sido denunciadas en los informes de la OEA y de los organismos nacionales de observación electoral independientes. En definitiva, el CSE resulta aplazado en su desempeño.

Contundentes son varias afirmaciones del informe:
“Las elecciones del seis de noviembre han supuesto un retroceso en la calidad democrática de los procesos electorales nicaragüenses por la escasa transparencia y neutralidad con que han sido administradas por el CSE”.

“La ley electoral establece… una excesiva injerencia del CSE e incluso de la CSJ en la estabilidad de los partidos que ha tenido importantes efectos de trascendental importancia… Todo ello debilita ilegítimamente y de forma interesada la autonomía y las capacidades de acción política de los partidos de oposición, sujetos a las decisiones de unos poderes Electoral y Judicial escasamente independientes, en beneficio de sus contrincantes políticos. Por ello, en este informe se recomienda la adopción de una Ley de Partidos Políticos que los ponga a cubierto de estas injerencias y refuerce su autonomía...”

“El CSE, a pesar de su innegable capacidad organizativa y logística, ha dado repetidas muestras de falta de neutralidad. Siendo un órgano de composición partidaria, la perdida de neutralidad ha venido del progresivo abandono de posiciones pluralistas de sus magistrados, escorados de manera cada vez más palpable al oficialismo”...
De mucha importancia es el criterio de la Misión de la Unión Europea, coincidente con lo que han opinado los principales juristas del país, acerca de la constitucionalidad o inconstitucionalidad de la candidatura de Daniel Ortega, que de entrada tiñó todo el proceso electoral de ilegitimidad:

“La candidatura a la reelección del presidente Daniel Ortega fue declarada constitucional, en un proceso no exento de defectos procesales, por la Sala de lo Constitucional de la CSJ, que consideró que el principio de igualdad debía imponerse a la prohibición expresa de reelección consecutiva del Presidente contenida en el artículo 147 de la Constitución. Como en anteriores declaraciones, la Misión considera, sin entrar a valorar el fallo, que el único cauce apropiado para eludir la aplicación de un artículo esencial de la Constitución, anclado en fuertes razones históricas comunes a muchos países de la región, no debe ser otro que su reforma previa por la Asamblea Nacional a través de los mecanismos establecidos en la propia Constitución”.

Leer más...