Domingo 29 noviembre 2020

Logo Central America Link

Empresas de Costa Rica anotan golazos de millones de dólares

Viernes 02 diciembre, 2016


 

Más allá de las pasiones que suscita la Selección de Fútbol de Costa Rica, el poder de la inversión económica que rodea su entorno la convierte en una mina de oro para sus patrocinadores.

Cada vez son más las empresas que aprovechan el sentimentalismo que envuelve a los aficionados nacionales y lo utilizan como catapulta para exponer su imagen, productos y servicios.

Algunas de las marcas que recientemente se sumaron son AMPM, Aspen, INS y Tical.

Mientras que Femsa Coca-Cola, ICE Kölbi, Plycem y Florida Bebidas son quienes se han mantenido con la Fedefútbol, la federación nacional del fútbol, durante más tiempo.

En cuanto a los montos que cada empresa provee a la Fedefútbol, es información confidencial. Sin embargo, rondarían varios millones de dólares en efectivo, regalías, canjes, productos y servicios.

Y es que la Tricolor logró convertirse en un producto de alto consumo entre los futboleros y acercó a quienes se encontraban al margen en esta corriente patriótica.

Por esta razón la Fedefútbol acepta patrocinios no solo a la Selección Mayor, sino a todas las representaciones nacionales que acoge la institución, clasificados como Premium, AAA, AA, A , B+ según el aporte económico y beneficios que tienen sobre el uso de la marca.

El fútbol, entonces, es aprovechado para posicionar y crear lazos entre las industrias comerciales y los fanáticos consumidores de múltiples maneras.

Si un equipo de fútbol recibía ingresos por las entradas de aficionados a su estadio a lo largo de los diferentes torneos en los que competía, ahora las fuentes de recursos se han diversificado.

La diferenciación proviene de la multiplicación de los productos que se venden y la mercadotecnia busca expandirse a nuevas fronteras.

La publicidad hoy va en los propios uniformes de los jugadores, así como gorras, camisetas, balones, estampas para carros, libros, calendarios, entre muchos otros. Aunque las oportunidades van mucho más allá, cada empresa pone sus horizontes.