Lunes 28 septiembre 2020

Logo Central America Link

En México, China y Japón reemplazarían a EE.UU.

Lunes 06 febrero, 2017


El anuncio la semana pasada de una nueva planta de automóviles en México, puede ser una señal de cómo atraer las nuevas operaciones, si la administración Trump impusiera restricciones a la inversión en el extranjero de parte de las empresas estadounidenses.

Giant Motors Latinoamérica S.A. de C.V., y la china Anhui Jianghuai Automobile Company, Limited (JAC Motors), armarán hasta 10 mil vehículos durante los próximos cuatro años en una instalación en la ciudad de Sahagún, a unos 50 kilómetros al noreste de la ciudad de México.

La inversión en el proyecto, estimado en $ 212 millones, vendrá en parte de la distribuidora japonesa Chori Company Limited, y en parte de Grupo Financiero Inbursa, S.A.B. de C.V.

Tanto Inbursa, una compañía de servicios financieros, como Giant Motors, un fabricante de camiones, son controladas por el industrial mexicano Carlos Slim.

El proyecto consiste en actualizar una planta existente, que producirá los modelos SUV S2 y S3 de JAC Motors.

Un fabricante estatal de vehículos con sede en la provincia de Anhui, JAC también podría utilizar la planta mexicana para producir los eléctricos, incluido el iEV, que la compañía desde 2014 ha exportado a Estados Unidos desde China.

No está claro si los vehículos mexicanos estarían destinados a la venta doméstica o la exportación a Estados Unidos.

La exportación probablemente no sería una opción, en la medida en que Estados Unidos impusiera aranceles a los bienes fabricados en México, como sugiere la administración Trump.

Por otro lado, este proyecto y otros similares podrían tener éxito como plataformas de exportación, en el caso de que Estados Unidos no impusiera nuevas tarifas, al mismo tiempo que desalentara a las empresas estadounidenses de invertir en el extranjero.