Lunes 19 agosto 2019

Logo Central America Link

EUA podría aplaudir a WikiLeaks

Lunes 13 diciembre, 2010


Andrés Oppenheimer
La Prensa, Honduras
 
La secretaria de Estado, Hillary Clinton probablemente se equivocó al denunciar la publicación de los 250,000 cables diplomáticos por WikiLeaks como “un ataque contra Estados Unidos’’. A corto plazo, las revelaciones perjudicarán a la diplomacia estadounidense, pero a largo plazo puede que ayuden a mejorar la imagen de Estados Unidos en el mundo.
 
Si lo que hemos visto durante la primera semana de revelaciones es la parte más jugosa de esta filtración masiva de cables diplomáticos, indudablemente hará más difícil la vida de los diplomáticos estadounidenses en las próximas semanas y meses. El gobierno del presidente Obama va a recibir golpes de todos lados. 
 
Los aliados de Estados Unidos se van a sentir traicionados. Gobernantes como el rey Abdullah de Arabia Saudita, quien según los cables confidenciales instó reiteradamente a Washington a atacar Irán y destruir su programa nuclear, le van a preguntar a Obama ¿Cómo podemos confiar en ustedes si nuestras conversaciones secretas terminan en las primeras planas de todos los periódicos del mundo?
 
Mi opinión: Todavía es muy temprano para dar un veredicto final, porque falta examinar miles de cables, y aun podrían surgir evidencias de que Estados Unidos está volviendo a sus prácticas más oscuras del pasado en algún país del mundo. Y también hay que tener en cuenta que hay otros cables de la CIA y otros organismos de inteligencia que no están incluidos en el paquete divulgado por WikiLeaks.
 
Pero si los próximos cables de WikiLeaks no revelan algo más explosivo, el sólo hecho de que un cuarto de millón de notas diplomáticas confidenciales no contengan referencias que respalden las teorías conspirativas más delirantes debería restarles seriedad a estas últimas, al menos entre las personas razonables. Paradójicamente, los WikiLeaks podrían ayudar a restaurar la imagen de Estados Unidos a largo plazo.