Martes 15 octubre 2019

Logo Central America Link

Exquisitez creada con alta tecnología

Viernes 17 febrero, 2012


México/El Universal - Sabía usted que detrás de cada galleta, queso, polvo para preparar bebidas o goma de mascar existe talento, tecnología de punta y laboratorios de investigación mexicanos que permiten desarrollar lo último en la tendencia de alimentos para este país y el mundo.

La empresa de alimentos Kraft Foods ha invertido en México casi 50 millones de dólares en innovación concentrada principalmente en el Centro de Investigación y Desarrollo de Kraft Foods, y Neil Hamilton Peixoto, director de Investigación y Desarrollo de bebidas, comestibles y queso para Latinoamérica y Director de Investigación, Desarrollo y Calidad para el Tech Center en México abrió en exclusiva para EL UNIVERSAL las puertas de este complejo.

“Inauguramos el centro a finales de 2007, en los últimos 5 años invertimos alrededor de 17.4 millones de dólares en infraestructura y construcción civil, además de equipos de última generación que pocas empresas en América Latina tienen. En creación de proyectos, capacitación y vinculación interna ha invertido 366 millones de pesos, más o menos 30 millones de dólares”, aclaró.

En México existen cuatro plantas tecnológicas: Distrito Federal, Estado de México, Puebla y Monterrey, desde donde se exporta a países como Guatemala, Panamá, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Nicaragua, Sudamérica (Brasil, Argentina, Colombia, Venezuela, Perú, entre otros), EU, Canadá, el Caribe, Sudáfrica y Grecia.

“Lo que más se exporta es chicle y la planta productora está en Puebla”, dijo. El centro tiene talento mexicano que ha sido exportado a otras partes del mundo, lo mismo ha pasado con el conocimiento, por ejemplo, Peixoto cuenta que el año pasado desarrollaron para Philadelphia un paquete al vacío que recibió un premio como el empaque más innovador de México y del mundo.

“Tenemos un programa de vinculación con universidades, creemos que las empresas deben explorar todo el potencial que existe en el mercado de investigación y las universidades. Hay muchas personas con talento dentro de México”, expresó.

La tecnología

El Tech Center o Centro de Investigación y Desarrollo de Kraft Foods México cuenta con infraestructura pesada para hacer trabajo de desarrollo con plantas piloto y equipo de última generación. Los equipos de la planta piloto son diseños a escala que reproducen las tecnologías de la fábrica o tecnologías potenciales para lanzamiento futuros.

Cuentan con laboratorios para desarrollo de productos y empaques; análisis físico-químicos; evaluación sensorial; evaluación de vida de anaquel; plantas piloto para polvos, quesos, galletas, gomas y caramelos. Se desarrollan aplicaciones de alimentos salados, análisis de producto para saber si esta saliendo bien o mal, definir la consistencia y traducirlo en parámetros técnicos.

“Tenemos equipos que permiten detallar el producto, el compuesto por el que está formado, si es ácido o dulce, análisis de proteína, textura, o para detectar metales, es decir, el contenido de hierro”, explicó.

Detrás de cada Oreo, Marbu, Chips Ahoy!, Tang, Frisco, Filadephia, Trident, Bubbaloo y Clorets existe un grupo de personas que desarrollan fórmulas y combinaciones para llegar a sabores agradables. Peixoto menciona que los mexicanos, por ejemplo, les gusta el picante, por lo que hasta los productos dulces deben tener la combinación perfecta.

Existe un segundo grupo de soporte de Investigación de Consumidores, cuyo desafío es entender lo que el consumidor quiere a través de sus sentidos y traducirlo a lenguaje técnico, e identificar las tendencias.

El centro tiene investigadores encargados de la reglamentación y asuntos científicos, ellos hacen búsqueda y garantía de acuerdo con las expectativas nutrimentales. Checa que cumplan con las regulaciones de todos los países y ayuda a guiar a los desarrolladores de los productos, además se acercan al gobierno para garantizar que México esté a la vanguardia tecnológica.

Explicó que el grupo de salud se encarga de investigar cómo el alimento se comporta dentro de la dieta de una persona y hacen un balanceo.

“Tenemos un grupo en desarrollo de empaques, porque a pesar de que nuestro enfoque es la comida, las personas compran con los ojos”, dijo. Y agregó que “en 2009 adquirimos Cadbury para quien hicimos una ampliación del Techcenter”.

Fuente: El Universal