Miércoles 17 julio 2019

Logo Central America Link

Falta de preparación

Martes 01 noviembre, 2011


Marisín Villalaz de Arias
Panamá América, Panamá

No tengo absolutamente nada en contra de los extranjeros que se radican en Panamá, sobre todo en busca de trabajo y estada permanente en nuestro país. Sin embargo, me duele ver cómo nuestras más antiguas empresas panameñas, que habían sido íconos de nuestra sociedad, han cedido a la venta de las mismas a empresas extranjeras. Cada vez que me entero de la transnacionalización de una de ellas, siento que el país pierde parte de su identidad y los panameños de antes perdemos parte de la nacionalización y del ser cada uno parte de esta tierra.

Desconozco cómo terminaremos esta transición de lo nuestro a lo ajeno, pero siento miedo porque cada día somos menos panameños en el poder económico que nos proporcionaba algo de sentirnos orgullosos del trabajo de nuestras manos para engrandecer a Panamá.

A pesar de que las antigua empresas nacionales buscaban un beneficio económico, también ahora lo persiguen sus sustitutos, diferente idea del nacionalismo que nos embargaba antes. Ejemplo: todas las empresas panameñas aportaban una donación significativa a las ONGs que colaboraban con actividades sociales, aliviando la carga del gobierno hacia las mismas.

Con esa colaboración sobrevivían el Hogar Bolívar, Nutre Hogar y muchas otras entidades. Al tomar el control de las nuevas empresas, personas extranjeras, ajenas a las necesidades de nuestro pueblo y que piensan solo en sus beneficios económicos, muchas de ellas han cortado la ayuda que proporcionaban a quienes colaboraban con los necesitados. La relación obrero-patronal que antes mal que bien se mantenía, hoy se rompe porque esas empresas nuevas no tienen esa relación. Sin embargo, traen empleados extranjeros y, se dice, que les están quitando el puesto a los panameños. Escuché a una señora decir que cuál sería el futuro de sus hijos y le pregunto si sus hijos tienen la preparación para ocupar esos puestos. Nuestro principal problema es la falta de preparación de los panameños en los puestos de trabajo y las empresas no pueden fracasar por falta de personal calificado.

Entonces, hagamos algo positivo por nuestros posibles trabajadores y logremos que puedan ocupar las mejores posiciones. Nos falta el inglés, conocimiento de las tareas y una actitud positiva hacia lo que resulta imprescindible y es que amemos lo que hacemos y trabajemos con el sentimiento de crecimiento en el mismo. Pensándolo bien, no es que los extranjeros nos quiten lo nuestro, es que nosotros no queremos surgir, pensar y actuar de manera suficiente para ganar las posiciones que están en oferta para llenar los espacios de trabajo que se presentan.

Leer más...