Jueves 29 julio 2021

Logo Central America Link

Finanzas: De mal en Peor

Lunes 15 noviembre, 2010


Hugo Maul R.
El Periódico, Guatemala
 
Siempre es triste enterarse que Guatemala ocupa el último lugar en un determinado índice. El Ranquin de Ministros de Hacienda de la revista América Economía de 2010 parece que no va a ser el caso. No porque los resultados sean muy buenos, sino por el hecho que la metodología de dicho ranquin no considera el caso en el cual los cambios en esta cartera ocurren tan a menudo.
 
Fuentes Knight estuvo un poco menos de 6 meses a cargo de la cartera durante 2010; Édgar Balsells, un poco menos de 5 meses; quien asuma el cargo, un poco más de un mes. ¿A quién de los 3 habría que evaluar? ¿A quién habría que imputar la falta de responsabilidad en el gasto? ¿La falta de liderazgo en la conducción de la política económica del Gobierno? Sería injusto culpar de todos los males a Fuentes Knight y a Balsells. Aunque seguramente tienen parte de responsabilidad en el deterioro de las finanzas públicas.
 
Más allá de los errores que cada uno pudo haber cometido en la conducción del ministerio, es claro que ninguno de los dos contó con un verdadero respaldo por parte de las más altas autoridades del Gobierno. Al final de cuentas, el verdadero problema detrás de las finanzas públicas parece ser el exacerbado protagonismo de figuras ajenas a esa cartera. Figuras a las cuales no se les puede negar nada, que demandan completa obediencia y que son capaces de pasar encima de cualquier restricción de tipo institucional. Dadas estas circunstancias y de cara a un proceso electoral no sorprende que hayan rodado las cabezas de Fuentes y Balsells. 
 
En lo que al mencionado ranquin respecta, lo único que puede afirmarse a ciencia cierta es el marcado retroceso en la “transparencia, carisma, imagen internacional, conocimientos técnicos, independencia, liderazgo, confiabilidad, seguridad y proyección profesional” de los responsables de la cartera. Situación que de seguro se acentuará con el nombramiento del sucesor de Balsells; es muy difícil que una persona ajena a los intereses del partido, que pretenda manejar independientemente la cartera y comprometida con la sanidad fiscal del gobierno acepte tal nominación. Siendo así las cosas, ni necesidad de hacer cálculos para el citado ranquin en 2011: es casi seguro que estaremos en el último lugar.