Oportunidades

Fondo de Infraestructura compromete $ 750 millones al Triángulo Norte

 
Lunes 19 Junio, 2017
Enviar

Con un fondo de $ 750 millones, el Banco Interamericano de Desarrollo aportará hasta un tercio de los proyectos de infraestructura aprobados en el Triángulo Norte de América Central: El Salvador, Guatemala y Honduras.

Una empresa privada podría calificar para una contribución del banco, al ganar una oferta para un proyecto de infraestructura del gobierno de cualquiera de los tres países.

Los propios gobiernos son otros inversionistas potenciales en el plan, cuyo valor total alcanzaría los $ 2,5 mil millones.

Los proyectos calificados podrían incluir energía, agua, transporte y telecomunicaciones, entre otras opciones.

El objetivo del plan es permitir a los inversores obtener un beneficio razonable, en los proyectos que generan puestos de trabajo, y que mejoran la productividad.

La demanda de empleo es alta en los tres países, que en los últimos años han visto la emigración de 4 millones de personas -una sexta parte de la población total- principalmente a Estados Unidos.

Un objetivo clave durante los próximos cinco años será aprovechar al sector privado para participar en infraestructura que mejore la competitividad y ayude a las personas a tener vidas prósperas en sus países de origen, dijo el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, la semana pasada.

El banco, que tiene su sede en Washington, DC, y que en 2016 tenía activos de $ 113 mil millones en América Latina y el Caribe, está financiado por las contribuciones de 48 países, que en conjunto han hecho depósitos de $ 6 mil millones más compromisos valorados en un $ 164 mil millones adicionales.

El mayor participante es Estados Unidos, con depósitos de casi $ 2 mil millones y un compromiso de $ 51 mil millones adicionales.

Argentina y Brazl son los próximos, cada uno con $ 19 mil millones en compromisos, seguido por México en $ 12 mil millones.

Canadá y Japón son otros importantes contribuyentes, junto con varios países europeos.

De los países integrantes, los latinoamericanos y caribeños tienen el derecho de pedirle el dinero prestado el BID.