Viernes 18 septiembre 2020

Logo Central America Link

Ganen, pero no exageren

Jueves 07 octubre, 2010


Carlos Adalberto Fonseca
ElSalvador.com, El Salvador

Ahora en un momento de crisis económica y delincuencial, es preocupante el costo del servicio hospitalario, pues sin miramiento ni reparo, no se escatima ningún esfuerzo para cobrar y encarecer al máximo el costo de los servicios por alojamiento que dan en los hospitales mal equipados, pero con los precios de un hotel de cinco estrellas.

Dicen que también el precio de las medicinas se aumenta exageradamente. Del instrumental quirúrgico y demás, desde un cortísimo tiempo se sacan los costos. De ahí en adelante todo es superganancia o hiperganancia, como se dice ahora. En fin el amor al prójimo, la consideración al que sufre una desgracia, la misericordia al enfermo y su familia, no existe. Pues los enfermos cometieron el error de nacer en una sociedad en donde a las autoridades no les preocupa, al parecer, la explotación del hombre por el hombre.

Y el exceso en los costos hospitalarios se ha institucionalizado, a ciencia, paciencia y complacencia de los encargados de la cosa pública. Quienes únicamente asisten como mudos espectadores ante el dolor y miseria de un pueblo que espera y gime por justicia.

Por otra parte aquí en este terruño, lamentablemente los enfermos no tienen derechos humanos, pues en los centros hospitalarios a cargo del Estado, todo falta, todo escasea. Pasan y pasan políticos que prometen como atractivo de campañas, aliviar el dolor, el sufrimiento y terminar con la carencia de medicinas e instrumental. Pero una vez que finaliza el periodo de elecciones, se olvidan de lo prometido.

Hemos tocado este tema que la mayoría lo calla por temor, pero que flota en el ambiente nacional. Sino ¿qué nombre dar a la actuación de la gran cantidad de personas que buscan apresuradamente trasladar a sus enfermos a hospitales del Estado? Tiene que buscarse solución adecuada a este problema. No es justo ni patriótico guardar silencio a ello.

Leer más…