Domingo 26 septiembre 2021

Logo Central America Link

Gobierno Sandinista: transición y afianzamiento

Viernes 20 enero, 2012


Carlos Midence
El Nuevo Diario, Nicaragua

A la luz de los cambios socioeconómicos, políticos y de concienciación impulsados por el FSLN en nuestro país, bajo la conducción del Comandante-Presidente Daniel Ortega y la Poeta Rosario Murillo, en los cinco años del período de gobierno que recién han finalizado se puede augurar para este nuevo período el advenimiento de una era sólida que tendrá como objetivo afianzar, puntualizar, fijar dichas transformaciones. Sobre esta base podemos afirmar que este primer período fue una especie de transición: momento en el que se sentaron las bases para la evolución que exigen los tiempos actuales y con ello re-pensar los viejos conceptos y sus aplicaciones.

En otros términos, este primer período estuvo signado por procesos de cambio en el que la Revolución se transformó en un freno al abismo y al colapso en el que el neo-liberalismo había sumido a Nicaragua. Fue una Revolución para sacar al país del despeñadero, para sacar a flote no sólo la economía y con esto zanjar el drama social del abandono del campo, el desamparo de la juventud, y por lo tanto enderezar de una vez por todas la desigual re-distribución de la riqueza por ejemplo, fue para transformar las elecciones individuales en acciones colectivas, como elemento vital en las actividades humanas/ciudadanas.

En este sentido los cambios que ha promovido el FSLN están vinculados no sólo a la restitución de derechos a la ciudadanía de forma general, sino al fomento de nuevos derechos tales como el derecho de la madre tierra, derecho a la energía, derecho a la diversidad, derecho al agua, sólo para mencionar algunos. Ahí radica el centro de la transformación en la sociedad nicaragüense. El FSLN ha venido creando mecanismos y procedimientos sociales que han hecho posible rescatar la comunidad, así como las iniciativas tanto sociales como económicas de todos los sectores y actores en nuestro país.

Este segundo período consideramos será el de los actos definitorios: una nueva Democracia, un nuevo Estado, una nueva sociedad, una nueva forma de entender los eventos políticos-sociales, que ya tienen su antecedente en los cinco años transcurridos. No es gratuito que los dirigentes del proceso, Comandante-Presidente Daniel Ortega y Poeta Rosario Murillo, expresen constantemente que se continuará con los programas y políticas públicas echadas a andar en estos cinco años, no obstante, mejoradas, ampliadas, y con esto afirman que se afianzarán, se profundizarán las estrategias socioeconómicas que tantos beneficios han conseguido en la realidad de la ciudadanía.

Leer más...