Lunes 13 julio 2020

Logo Central America Link

Hacia un pacto fiscal

Lunes 18 octubre, 2010


Roberto Rubio-Fabián
La Prensa Gráfica, El Salvador

Establecer un pacto fiscal es tarea difícil y complicada, sobre todo cuando este tiene un carácter integral. Más allá de sus aspectos técnicos, en torno a él giran intereses concretos de personas, grupos, empresas e instituciones. Estas tratan de incidir para que la presión impositiva caiga lo menos posible sobre ellos y/o encauzar el gasto público a satisfacer sus intereses. La política fiscal, y el pacto como parte de ella, no son solo un tema de Política Económica sino también un excelente laboratorio de Economía Política.

En nuestro país, dada la precaria situación de la economía y de las finanzas públicas, un pacto fiscal es un asunto de suma importancia y urgencia. Con el fin de contribuir a su afectiva concreción, he acá algunos aspectos que, desde nuestra modesta opinión, se deberían considerar en el logro de dicho pacto. Hay que concebir al pacto fiscal como un proceso de entendimientos sucesivos. Se debe partir de lo viable y construir de lo simple a lo complejo. El pacto no viene por decreto sino que se edifica paso a paso dentro de la maraña de intereses que lo rodean.

Será preciso tener un entendimiento básico de diagnóstico, es decir, un pacto fiscal no se logrará si tenemos una lectura muy diferente de lo que pasa en la economía y las finanzas públicas, si sobre la misma realidad diagnosticamos situaciones y países diferentes. Como punto de partida hay que disponer de una aproximación sobre las características y problemática a enfrentar.

Se hace necesario aproximar el concepto mismo de pacto fiscal. No será fácil lograr este si para unos significa sobre todo subir impuestos y para otros bajar y racionalizar gastos. Por ello es menester responder adecuadamente a la pregunta ¿qué se entiende por pacto fiscal? Las deliberaciones y negociaciones sobre el pacto fiscal, y de las medidas propuestas, deben acompañarse de estudios técnicos de impacto socioeconómico.

No se puede ver separadamente la política fiscal de la política económica. Mayores cargas impositivas podrían ser compensadas por políticas económicas que tiendan a fortalecer a los sectores afectados y de interés para el desarrollo nacional. Incentivos fiscales pueden ser sustituidos por incentivos no fiscales.

Leer más…