Lunes 4 julio 2022

Logo Central America Link

Honduras: call centers inteligentes

Lunes 15 septiembre, 2014


Una combinación de personal bilingüe a un precio competitivo es la propuesta detrás de una zona franca cuya construcción comenzó la semana pasada en Tegucigalpa, la capital de Honduras.

Con un lanzamiento previsto para el próximo año, Altia Smart City supondrá una inversión de $100 millones, de acuerdo con Grupo Karims, la empresa hondureña, que desarrollará y operará el centro.

Grupo Karims en marzo pasado inauguró su primer Smart City en San Pedro Sula, la segunda ciudad hondureña.

Conformando una división de Altia Business Park, ambos centros están dedicados al outsourcing de procesos de negocio, así como de tecnología de información – BPO e ITO respectivamente, por sus siglas en inglés.

Karims espera beneficiarse de la disponibilidad del personal bilingüe capacitado, en un país en el que ha habido poco desarrollo de los centros de llamadas.

Por el contrario, los líderes regionales en BPO ITO, Panamá y especialmente Costa Rica, en los últimos años han visto una extensa competencia por empleados bilingües capacitados, como resultado de las inversiones de empresas como Amazon, Dell y HP.

El bajo costo de bienes raíces y construcción es otro factor para hacer competitivo el concepto hondureño.

El proyecto de Tegucigalpa, como el Smart City de San Pedro Sula, se encuentra en una zona franca en la que el cliente no paga el impuesto sobre renta o ventas, o la importación de los artículos utilizados en su negocio.

Grupo Karims tiene una amplia experiencia en el sector de textil y prendas de vestir, con centros de producción en Honduras, México y Nicaragua.