Jueves 29 julio 2021

Logo Central America Link

Honduras y la Gran Muralla China

Lunes 29 noviembre, 2010


Su construcción duró mucho tiempo, pero edificar la parte más importante apenas tomó veinte años.
Esto ocurrió en una época en la que no existían grúas, camiones, excavadoras mecánicas, tractores ni otras de las poderosas máquinas modernas.
 
Las piedras, rellenos, argamasa y todo el material tenía que ser llevado por el hombre, quizá ayudado por bestias de carga.
Tampoco tenían cemento ni sierras mecánicas de acero o diamante para cortar las piedras, todo era a cincel, sudor y sangre, ya que no había salario mínimo... debido a que la mayoría de los trabajadores eran esclavos.
 
La idea de la muralla era detener a los frecuentes invasores y saqueadores, razón por la cual fue edificada sobre la cúspide de las montañas, buscando siempre los lugares más inaccesibles para hacer aún más difíciles los ataques, lo que complicaba mucho más el trabajo.
 
De su calidad podemos estar seguros, prácticamente ha vencido al tiempo.
Aquí, en la dulce Honduras, puntualmente en Tegucigalpa, tenemos más de veinte años de estar construyendo un anillo periférico y ninguno de los cuatro gobiernos que han pasado desde que se iniciaron los trabajos lo ha podido concluir. (Parece que ahora sí van a finalizar los pocos kilómetros pendientes, ¡ojalá!).
 
¿Quién tiene la culpa? ¡Vaya usted a saber!
De una cosa sí podemos estar seguros; aquí nos encanta el chop suey, el arroz frito y toda comida china, pero definitivamente no trabajamos como los chinos.
Otra obra inconclusa es Ciudad Mateo. Hace 5 gobiernos se inició y aún no se resuelve si la van a habitar o ¿qué?
Clientes que quieran comprar esas casas posiblemente sobran y gente que las quiera regaladas... de esos hay millones.
Pero Ciudad Mateo se encuentra en una especie de limbo del cual francamente no creo que vaya a salir.