Lunes 24 junio 2019

Logo Central America Link

Humanismo económico

Jueves 26 agosto, 2010


Tulio Mariano Gonzáles
El Heraldo, Honduras

Llegó el momento de acelerar la humanización económica, corregir la criminal inequidad social, perfeccionar el ejercicio judicial, depurar el proceso electoral, transparentar las licitaciones, conducir las relaciones obreras patronales hacia acuerdos que mejoren la producción y productividad, lograr a todos los niveles estrictas prácticas éticas, respetar las libertades colectivas e individuales, garantizar la seguridad jurídica, familiar y personal; todo para alcanzar la prosperidad democrática: aspiración sublime del humanismo cristiano.

La deshumanización de la economía tiene al país con una deuda externa e interna de 75 mil millones de lempiras, una sociedad fracturada entre odios e intolerancias, un sindicalismo otro ejemplo de abnegación hoy sumido en la nostalgia sin rumbo por haber entregado sus banderas a demagogos carentes de ideologías y perspectivas, la educación en caos y franca pauperización y el sistema completo es un vendaval de fracasos.

Continuar con lo mismo implica hundirse irremediablemente, la solución es cambiar de camino, compartir decisiones cruciales muchas veces impopulares. Urge un modelo de sociedad viable en el más amplio espacio democrático donde se cumplan los deberes y se respeten los derechos.

Permanentemente se tiene que buscar la plena satisfacción de las necesidades mediante la flexibilidad laboral, autonomía tarifaria, subsidiariedad que sea complementaria, temporal e incluyente; ponderación e inventiva del binomio capital y trabajo, iniciativa sumatoria entre los límites del gobierno y el mercado para acceder al bienestar generalizando de toda la población; en eso consiste, en parte, la economía social de mercado, expresión fecunda del humanismo económico, rostro visible del centro humanismo cristiano.

Leer más…