Domingo 20 octubre 2019

Logo Central America Link

Incremento de inconformidad

Miércoles 28 septiembre, 2011


Mario Antonio Sandoval
Prensa Libre, Guatemala

UNA DE LAS DIFICULTADES más grandes en las elecciones de alcaldes realizadas en los municipios distintos a la ciudad capital la constituye la aceptación del resultado, en especial en las poblaciones donde las diferencias son pequeñas. A consecuencia del conocimiento personal y directo, así como de las relaciones familiares, de amistad, compadrazgo, etcétera, entre todos los vecinos, la lucha electoral trasciende lo puramente político para convertirse en un enfrentamiento personal, con intervención directa muchas veces del orgullo personal, considerado como parte de la dignidad.

Y, como pueblo pequeño infierno grande —como dice el dicho—, mientras menor es el tamaño del lugar más profundas y peligrosas pueden ser las diferencias.

LA TARDE DE AYER, el Tribunal Supremo Electoral hizo oficiales los resultados de las elecciones. Serán repetidas en cuatro municipios: Chinique, El Quiché; El Estor, Izabal; San José, Petén, Pueblo Nuevo Viñas, Santa Rosa, y el empate de 1,172 votos entre UNE y PP en Tectitán, Huehuetenango, donde hubo reclamos de muchos vecinos y candidatos perdedores. Es evidente el aumento de casos: en el 2007, menos de 20; en el 2011, 80, con el agregado de haber ocurrido, además, quema de municipalidades y urnas, así como disturbios, en algunos casos por varios días. No hubo muertos, pero sí personas lastimadas en los enfrentamientos entre adversarios, sobre todo en casos donde los alcaldes lograron la reelección, por tercera o cuarta vez. 

EL RETO PRINCIPAL AHORA es convencer a los inconformes de esos 80 municipios donde el TSE negó la repetición de las elecciones. No siempre las quejas de los ciudadanos son justificadas, y si la entidad rectora de las elecciones se pronunció de manera definitiva, la única actitud razonable es aceptar el veredicto, porque esa es la esencia de la democracia. Sin embargo, no se puede negar como una de las causas de las quejas, la tardanza en la entrega de los datos oficiales preliminares en las horas siguientes a las seis de la tarde del 11 de noviembre pasado, pero a pesar de ello, los partidos políticos y los comités deben ordenar a sus simpatizantes mantener la calma, pues aún falta una vuelta electoral y la violencia podría desencadenarse de nuevo.

Leer más...