Sábado 17 agosto 2019

Logo Central America Link

India, el otro gigante asiático

Jueves 16 diciembre, 2010


Ignacio Pareja Amador
El Heraldo, Honduras
 
Hoy en día, en un momento donde los principales actores internacionales vislumbran el gran crecimiento del que será en próximos años el nuevo país más rico del mundo (China), es cuando debemos poner mayor atención hacia aquellos países que han tenido actuaciones efectivas, pero que se asoman de manera sigilosa. 
 
El país que hoy nos ocupa tiene la segunda población más grande del mundo (1,156 millones de habitantes), una economía que ha desbancado a los europeos mandando a la poderosa Alemania al quinto sitio del ranking mundial, un crecimiento económico que promedió entre 2007 y 2009 un 7.5% y que se ha mantenido por encima del 5 por ciento durante los últimos 30 años. 
 
Efectivamente nos referimos a la República de la India. Aquel país que muchos recordábamos como el ejemplo perfecto de país subdesarrollado (inestabilidad política, hambre, mala distribución del ingreso, corrupción, etc.), poco a poco da muestras de la eficiencia de apostar a un modelo económico que esté por encima de las necesidades políticas, de los partidos y los individuos en el poder. 
 
Lo que resalta del modelo económico de la India es que se planeó que el crecimiento fuera impulsado por los servicios y el consumo interno, más que por las manufacturas y las exportaciones, como ocurre en China. Esta ha sido la razón por la cual el gobierno apostó por crear centros tecnológicos de alto nivel educativo, donde se especializan estudiantes hindúes, que al llegar al mercado se vuelven altamente competitivos. De esta manera, la India se convirtió en una especie de "oficina de asistencia" del mundo.
 
No podemos hablar hoy en día de un desarrollo generalizado en la India. Éste ha sido sesgado hacia cierta población y territorios. La prospectiva de crecimiento del país asiático es buena, el gran éxito de su gobierno ha sido mantener unido a la nación con mayor diversidad cultural en el mundo, pero esto no es suficiente para hablar de desarrollo.