Martes 3 agosto 2021

Logo Central America Link

India y Brasil

Jueves 11 noviembre, 2010


Isaac Bigio
Panamá América, Panamá
 
A inicios de noviembre estos 2 colosos han encabezado los titulares del mundo. Brasil ha electo por primera vez a una presidenta e India ha recibido la mayor comitiva de Obama en todo su mandato. Ambas naciones tienden a jugar un rol cada vez más crucial en la política mundial. 
 
En 2 décadas India habrá pasado del segundo al primer puesto en la lista de los países más poblados de todos los tiempos, y en 4 décadas subirá de tener la mayor onceava economía del planeta a disputar el segundo lugar junto a EE.UU.
 
Brasil, quien hoy tiene la novena mayor economía del mundo, en el 2,050 pasaría a quedar en el cuarto lugar de la producción mundial tras China, EE.UU. e India. En las siguientes 4 décadas Brasil multiplicaría por 7 su producción per cápita. En el 2,050 Brasil superaría a la actual producción por habitante que hoy tiene EE.UU., potencia que, para entonces, solo habría duplicado su actual nivel. Brasil, Rusia, India y China conforman el BRIC: el bloque de las economías emergentes que tiende a desplazar el liderazgo de las actuales potencias de países con menor tamaño y población.
 
India y Brasil, a diferencia de Rusia y China, nunca han tenido economías nacionalizadas planificadas por un partido comunista único. Ambas siempre han sido repúblicas capitalistas. La democracia multipartidaria siempre ha caracterizado a India desde su independencia hace 6 décadas y al Brasil desde hace más de un cuarto de siglo.
 
India es el único de los 4 BRIC que tiene al inglés como lengua oficial. Brasil, en cambio, tiene sus propias ventajas. De todos los BRIC es el único que es homogéneo lingüísticamente (más del 99% de su población) y que carece de cualquier tensión armada a nivel interno o externo, mientras que todos los otros 3 BRIC tienen problemas limítrofes, choques inter-étnicos, separatismos e insurgencias. Brasil es también el único de los BRIC que viene logrando hegemonizar pacíficamente su subcontinente y también alcanzando estabilidad y consenso estratégicos entre sus bloques de gobierno y de oposición.