Miércoles 17 julio 2019

Logo Central America Link

Inflación crónica versus inflación leve

Lunes 15 agosto, 2011


Gilberto Arce
La Nación, Costa Rica

Costa Rica enfrenta actualmente retos económicos profundos de corto plazo, de mediano plazo y de largo plazo. En el corto plazo, el problema estriba en la capacidad presupuestaria del Gobierno. En el mediano plazo, la economía debe esquivar los efectos negativos de las crisis en apogeo en EE. UU. y Europa. En el largo plazo, la regeneración del Estado de bienestar es crucial.

Interesa por el momento concentrarse en la marcha de la inflación y el tipo de cambio en el mediano plazo. En este sentido, primero se debe considerar que las expectativas juegan un papel vital en la toma de decisiones sobre inversión, determinación del tipo de cambio y evolución de los precios, principalmente.

Costa Rica vivió con “inflación crónica” durante más de 26 años en las últimas seis décadas, es decir, una generación nació, creció y aprendió a coexistir con inflación crónica (tasas de inflación anualizadas entre el 10% y el 50%). En otras palabras, las personas incorporaron las expectativas de inflación (y devaluación del tipo de cambio) en sus vidas económicas tal que no les causase pérdidas económicas por desprevención. Vivir en la comodidad de la “inflación leve”, niveles inferiores al 10% anual, desde agosto de 2009 al presente, es un fenómeno novedoso para la generación costarricense criada con inflación crónica. De ahí surge la incógnita de si incorporar las expectativas de inflación leve destruirían el aprendizaje de vivir con inflación crónica.

Leer más…