Lunes 14 octubre 2019

Logo Central America Link

Informalidad y PyMES en el desarrollo de Panamá

Martes 07 febrero, 2012


Panamá/La Estrella - Cuando se publican las cifras de empleo en la República de Panamá, se señala con mucho orgullo que con una tasa de desempleo del 4.5 %, se ha alcanzado el pleno empleo en nuestro país.

Ciertamente se podría señalar que técnicamente es correcto lo que se señala, sin embargo cuando se profundiza en el análisis de las cifras de ocupación en nuestro país publicadas por el Instituto Nacional de Estadística se puede observar según la Encuesta de Hogares de agosto de 2010, que del total de la población ocupada, el 41.1 % corresponde a ocupaciones de tipo informal, lo cual es apenas un punto porcentual menor al 42.1 % registrado en la encuesta de agosto de 2009.

Existen numerosas investigaciones y publicaciones que han abordado la inconveniencia económica y social de un alto nivel de informalidad en cualquier país. Por ejemplo Luis Fernando Andrade en su artículo El problema de la Economía Informal, señala que con la llamada economía gris ‘un gran porcentaje de la población queda fuera de los planes de pensiones y salud por causa de la informalidad; se reduce la base impositiva y aumenta la necesidad de otorgar subsidios a la población para compensar las contribuciones evadidas por parte de los empleadores a programas de salud, además de que el gobierno al no poder cobrar impuestos a la economía informal, acaba financiando sus actividades aumentando los impuestos a las empresas formales’.

A juicio de Nadin Argañaraz en El problema de la economía informal ‘el crecimiento observado en la economía informal responde, entre otros motivos, a que la carga impositiva y los aportes a la seguridad social son cada vez mayores, junto con el aumento que se ha producido en las restricciones al mercado laboral formal’.

Ante la evidente inconveniencia de la informalidad, es innegable la urgencia de incorporar la mayor cantidad posible personas y/o empresas al mundo del emprendimiento formal.

Fuente: La Estrella