Lunes 19 agosto 2019

Logo Central America Link

Integración regional mas lejos

Jueves 09 diciembre, 2010


Héctor Mairena
El Nuevo Diario, Nicaragua
 
Los procesos de integración económica y política son ciertamente complejos, pero es la voluntad y la visión de estadistas de los gobernantes, las que facilitan orientarlos de forma eficaz. Ahora mismo la Unión Europea hace frente de forma conjunta a los problemas financieros de varios de sus miembros, reconsiderando al mismo tiempo --en el contexto de la realidad mundial de hoy-- algunos postulados que la sustentan. Sin embargo, en nuestra región parecemos retroceder en los pasos precedentes en esa materia, acaso porque sus bases son insuficientes.
 
Un profesor español de Derecho Comunitario, solía comentar refiriéndose a la integración de los países centroamericanos: “Es que vosotros habéis empezado el proceso con la cabeza para abajo”. En Centro América el proceso de integración, en su nueva etapa, se inicia a partir de 1987 con la firma del Tratado “Esquipulas II” que aceptaba oficialmente el plan de paz para la pacificación de América Central presentado por Óscar Arias, a la sazón Presidente de Costa Rica, pero que tuvo como antecedentes --por cierto pocas veces nombrados-- los denodados esfuerzos del entonces Presidente de Guatemala, Vinicio Cerezo.
 
En 1991, habiendo dado pasos firmes para la paz, se suscribió el nuevo marco institucional regional con la constitución del Sistema de Integración Centroamericana. Y aunque el Tratado Constitutivo del Parlamento Centroamericano ya había sido convenido en 1987, esta instancia exclusivamente deliberativa, quedó instalada --con la ausencia de Costa Rica-- hasta en octubre de 1991. Sin embargo muy poco --casi nada--, se ha logrado en la integración económica de la región. Las diferencias estructurales entre las economías particulares, la no diversificación de su producción y de los destinos de la exportación, saltan como los principales problemas.