Domingo 25 agosto 2019

Logo Central America Link

Inversión y competitividad

Viernes 24 septiembre, 2010


Manuel Hinds
Elsalvador.com, El Salvador

Nadie puede dejar de preocuparse por la situación económica del país, generada por problemas políticos más que por problemas en el ámbito económico. El país alcanzó un nivel de producción en 2008 que luego cayó como resultado de la crisis mundial y de la desconfianza política que siempre ha afectado al país en épocas electorales. La desconfianza afecta a la inversión porque aumenta el riesgo de ésta. En elecciones anteriores, la confianza siempre retornó, con lo que los niveles de inversión subieron otra vez, sólo para bajar en el período electoral siguiente.

Esta recurrencia de la desconfianza sin duda que ha afectado la tasa de crecimiento de largo plazo de dos maneras: primero, la inversión ha sido menor que lo que pudo haber sido, y, segundo, las inversiones han tendido a ser de corto plazo, de tal manera que rindan resultados en menos de cinco años que es lo que dura el ciclo político. Esto ha excluido muchas inversiones que podrían haber sido hechas pero que no se hicieron porque sus rendimientos son a largo plazo. 

Como he notado varias veces, igual que muchos otros economistas, la producción total de El Salvador está por debajo de lo que logró en 2008, de modo que lo que está pasando no es que el país no pueda crecer, sino que no lo está haciendo por falta de inversión. El obstáculo para que haya más inversión es el temor que generan las amenazas del FMLN de instaurar un régimen comunista en el país, similar al de Cuba y al que se está instalando en Venezuela.

El gobierno podría hacer mucho para resolver este problema. El presidente ha contradicho repetidamente a los voceros del FMLN, diciendo que en su gobierno no habrá ningún proceso que lleve a la instalación del comunismo o sus similares. Esto tiende a disminuir la desconfianza. El problema es que las palabras del presidente no van acompañadas de acciones que demuestren que está quitando el poder a los que quieren hacer lo que él no quiere. Hasta ahora, estas personas controlan los sectores políticos y sociales de su propio gobierno. Resolver este problema es lo que más ayudaría a hacer que la confianza retorne.

La tabla 1 muestra que el país deja todavía mucho qué desear en términos de la facilidad que hay para hacer negocios y crear empleos en el país, estamos en el puesto 84 en el mundo, lo que implica que hay 83 países en los que es más fácil realizar una inversión. La tabla 2 muestra en dónde están nuestras fortalezas y dificultades principales. Note que en términos de facilidad de emplear trabajadores estamos en el puesto 106, protección de inversionistas en el 119, comenzar un negocio en el 121, obtención de permisos de construcción en el 128, y en la facilidad de pagar impuestos en el 134. 

Leer más…