Jueves 23 septiembre 2021

Logo Central America Link

Irrupción presidencial

Martes 24 enero, 2012


Miguel Gutiérrez
Prensa Libre, Guatemala

Después del colapso financiero de agosto del 2008 y de la inminente recesión global que se venía, el Central American Business Intelligence (Cabi) hizo poco más de 120 presentaciones de agosto a diciembre de ese año, compartiendo información y análisis para una comprensión clara y concisa de las características del fenómeno que tocaría vivir. Poco tiempo tardaron las empresas y ciudadanos en darse cuenta de que las proyecciones de crecimiento del Banco de Guatemala (Banguat) para el 2009, de 5.7%, no se cumplirían —otra vez—.

Ese año la producción por habitante se redujo en -2% aproximadamente. A partir de ahí, las presentaciones sobre condiciones nacionales e internacionales y proyecciones son parte de la cotidianidad, particularmente con la cantidad de información dispersa y confusa que proviene ahora de Europa y China, países con evidentes problemas estructurales. La recesión en Europa es un hecho y tiene varios perfiles, uno desordenado y otro ordenado. La evolución de la misma está en mano de los políticos europeos; por tanto, la incertidumbre es mayor y los escenarios son más de uno.

Es así como el jueves último, me encontraba en una de las más concurridas presentaciones sobre el entorno internacional, así como algunos de la evolución de la banca centroamericana y nacional, cuando justo por la mitad de la presentación se dio una irrupción: ingresaron el presidente recién electo y la señora vicepresidenta, guapa como siempre —suspiro—. Una buena amiga estadounidense, especialista en bienes raíces en aquel país —y que se encontraba en el lugar— quedó sorprendida por tres temas abordados por las recién electas autoridades: 1. La importancia de la mujer en el discurso, y la relevancia que, de acuerdo con lo dicho, tendrá la mujer en la política nacional. 2. El manejo de lo importante que es el crédito en el desarrollo de un país. 3. La relevancia de la política social en un país como Guatemala. El mensaje en general fue refrescante y esperanzador con un optimismo inusual.

Leer más...