Martes 11 mayo 2021

Logo Central America Link

La amenaza de una nueva recesión

Viernes 16 septiembre, 2011


Eudoro Jáen Esquivel
La Estrella, Panamá


Al momento que escribo continúa la tensión en los mercados financieros, esta vez, causada por la crisis en Europa; particularmente en Grecia, que anuncia que el dinero se acaba en octubre, lo que aumenta el temor de que este país entre en una situación de no—pago (‘default’), algo sumamente grave, dada la exposición al riesgo griego del Banco Central Europeo y todas las grandes economías globales.

El síndrome griego no es el único malestar que sufre la Eurozona; existe mucha similitud entre lo que sucede en Grecia y la situación en Italia y España; Francia, agobiada por los escándalos de Jacques Chirac y la explosión de una de sus plantas nucleares, se enfrenta a la real posibilidad de que sus principales bancos sufran rebajas de calificación de riesgo afectando el alto Grado de Inversión del país; el propio Banco Central Europeo procura recuperarse del trauma causado por la salida de uno de sus principales ejecutivos por fuertes diferencias internas de criterio sobre las medidas de solución al crisis griega, cuyo evento causó otro Viernes Negro.

Europa está en problemas y corre el riesgo de arrastrar en la crisis al resto del mundo.

Por el otro lado, Estados Unidos no logra despegar su economía. Los mercados asiáticos, considerados los más estables, son afectados por la situación en los otros mercados globales. En Europa los gobiernos liderados por Alemania, buscan afanosamente fórmulas para volver a la normalidad, obra muy difícil, considerando los montos de las sumas que tendrán que contribuir para salvar a los países en riesgo, unidas a las igualmente importantes sumas que requieren para resolver los graves problemas sociales de sus propias economías. Una situación difícil que evita encontrar consensos.

El panorama financiero global no es alentador. El grado de tensión social y ausencia de credibilidad de los políticos que genera la crisis en la Eurozona es tal que aparecen comentarios advirtiendo las posibilidades del retorno de gobiernos autocráticos. Un panorama aterrador que parece increíble en un Siglo XXI, pero no debemos olvidar que la Gran Depresión de 1929 causó el surgimiento del fascismo y el nazismo. Toda grave crisis social causa añoranza en algunos por el retorno de los ‘Hombres Fuertes’.

Leer más...