Martes 18 febrero 2020

Logo Central America Link

La bonanza latinoamericana

Lunes 10 enero, 2011


Andrés Oppenheimer
La Prensa, Honduras

En las últimas semanas han salido titulares anunciando que Brasil se convertirá en la quinta economía del mundo en los próximos cinco años, y que Latinoamérica en general se transformará en una nueva estrella de la economía global. Pero hay datos menos conocidos que hacen poner en duda estos pronósticos tan optimistas.

A corto plazo, todo parece indicar que a la región le irá bien en 2011. Según proyecciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas, CEPAL, la economía de la región crecerá un total de 4.2 por ciento este año, tras un crecimiento del 6 por ciento el año pasado. Se espera que Panamá crezca 7.5 por ciento este año, Chile y Perú 6 por ciento cada uno, la República Dominicana y Uruguay 5 por ciento, Argentina 4.8 por ciento, Brasil 4.6 por ciento, Bolivia 4.5 por ciento, Colombia 4 por ciento, México 3.5 por ciento, Costa Rica y Guatemala 3 por ciento cada una, y Venezuela 2 por ciento, según la CEPAL.

En varios países, éste será el octavo año consecutivo de constante crecimiento, lo que es una verdadera proeza en medio de una crisis económica mundial. El crecimiento de la región, en parte gracias a sus exportaciones de materias primas a China, ha llevado a la mayoría de las instituciones financieras internacionales a pensar que, esta vez, la región está encaminada hacia un crecimiento de varias décadas.

Un reciente informe del Banco Mundial, titulado “Más allá de bonanzas y crisis”, sugiere que ya no es válida la creencia generalizada entre los economistas de que los países que dependen excesivamente de unas pocas materias primas --como Venezuela, o Nigeria-- tienden a volverse populistas, corruptos, autoritarios y, en última instancia, más pobres. El informe declaraba que “las evidencias recientes sugieren que, en general, los recursos naturales pueden ejercer sin dudas un impacto positivo en el crecimiento”.

Traducción: las exportaciones de materias primas salvaron a Latinoamérica del impacto de la crisis financiera mundial, y pueden ser el principio de un largo período de crecimiento. Varios países ricos, incluyendo a Canadá, Australia y Nueva Zelanda, han demostrado que los países exportadores de materias primas pueden llegar al Primer Mundo, y muchos países latinoamericanos podrían hallarse en esa misma senda.

Leer más…