Jueves 9 julio 2020

Logo Central America Link

La comunidad, plataforma de la educación y el desarrollo

Viernes 22 octubre, 2010


Juan B. Arríen
El Nuevo Diario, Nicaragua
 
La comunidad, como grupo social cercano en territorio, capacidades, experiencias, problemas y soluciones compartidos, se convierte en una plataforma clave en la que convergen los actores fundamentales del proceso educativo así como en el espacio propicio en el que se fundamenta el desarrollo.
 
En ella se encuentran la familia, el estado, la sociedad local. La familia aporta los componentes y valores más originales para el desarrollo de la persona, como son la ternura, el afecto, el amor, la seguridad, la afiliación, etc.
 
El Estado aporta la política educativa, los recursos de infraestructura física, material y pedagógica, la instrucción, los saberes, el contenido y demás. La sociedad trasmite la cultura, sus costumbres y formas de vida, las normas y leyes que abonan el funcionamiento de la convivencia y la seguridad ciudadana, , entre otros.
 
En este espacio particular, amplio, diverso, presente e incidente se ubican maestros y estudiantes en una extraordinaria interacción en la que todos enseñan y aprenden a la vez, con los vaivenes del contexto económico, social, cultural, político y con la fuerza técnico-metodológica y didáctica de la educación como ciencia humana y social.
 
En la comunidad como organización social se encuentran todos esos factores generadores de una unidad que da vida a la comunidad y que esta activa desde su experiencia y relaciones sociales siendo la educación el medio más incidente. Es la comunidad la que mejor conoce su realidad en la que aparecen y se viven de cerca sus problemas más relevantes cuya solución abona a su propio desarrollo comunitario esencialmente social. Es la comunidad la que mejor conoce su fuerza, la que mejor propone sus necesidades y la que con mayor precisión aporta y gerencia las soluciones requeridas.