Viernes 18 septiembre 2020

Logo Central America Link

La crisis

Martes 26 octubre, 2010


Constantino Pereira Bernheim
El Nuevo Diario, Nicaragua
 
Paulatinamente, el poderío industrial de los Estados Unidos se está convirtiendo en una economía de casino, que, como la lotería, redistribuye la riqueza ya existente y representan actividades improductivas por su contenido; en este sentido Wall Street que alberga las bolsas de valores más importantes del orbe es el más grande casino del mundo. 
 
Hay que hacer énfasis en el hecho que entre los jugadores del casino, los llamados “über rich” (los ultra ricos) que representan apenas el 1% se embolsan el 70% de las ganancias; el restante de apostadores se reparte el 30%. Actualmente, un poco más de mil personas entre jurídicas y naturales poseen capitales superiores a los diez mil millones de dólares frente a la mitad de la población mundial que vive en la pobreza y más de mil millones de personas que sufren hambre En este juego, el más afectado en primer lugar es el mismo pueblo de los Estados Unidos. 
 
La inversión productiva en EU ha disminuido en un 24% desde fines de 2007. El desempleo real alcanzó a fines de 2009 el 22%, y es posible que alcance en los próximos dos años el 35%. Las bancarrotas de empresas privadas pasaron de 800 mil en 2007 a 1.4 millones en 2009. Quebraron 140 bancos en 2009 y 700 estaban en la fila. Desde luego que este hecho arrastra al resto del primer mundo, pero no necesariamente afecta en gran medida a los países del Sur productores de bienes materiales de consumo, de bienes intermedios, de bienes de capital, de materias primas y de productos agrícolas. 
 
De cara al siglo XXI existe una gran inequidad en la utilización de los recursos naturales del planeta. Su uso actual no alcanza siquiera para atender el estilo occidental de vida de menos del 20% de la población mundial concentrada en el Norte. Esta notoria minoría consume más del 80% de todos los recursos naturales del planeta, cuyo impacto ecológico contribuye directamente a la crisis climática.
 
En los países centrales y particularmente en los EU se está recurriendo a la maquinita de hacer billetes y al endeudamiento gubernamental. Islandia tiene una deuda de casi seis veces su Producto Interno Bruto (PIB), Grecia, España, Portugal e Irlanda una deuda promedio del 200% de su PIB, el Reino Unido una deuda global del 250% de su PIB y los EU con una deuda récord equivalente al 300% de su PIB. Se están empleando mecánicamente como correctivos los mismos esquemas clásicos. Han perdido memoria histórica de los acontecimientos.