Domingo 25 julio 2021

Logo Central America Link

La desdolarización para el presidente

Viernes 19 noviembre, 2010


Manuel Hinds
Elsalvador.com, El Salvador

El presidente Funes reafirmó que no desdolarizará la economía. La noticia ha traído tranquilidad a la población. La campaña contra la dolarización que se ha lanzado en la Internet y en entrevistas de funcionarios del gobierno, hacía pensar que el gobierno estaba preparando el camino para desdolarizar. 

La perspectiva de que las pesadillas monetarias de los años ochenta —los controles de cambio, la escasez de dólares, las altísimas tasas de interés, las continuas devaluaciones, los conflictos laborales para conseguir que los salarios se ajustaran a las devaluaciones— se pudieran repetir, evocaba temores muy fuertes en la ciudadanía. Políticas basadas en la creencia de que crear dinero lleva al progreso fueron las que descalabraron al gobierno del presidente Duarte y llevaron su partido político a su casi completa destrucción. Con 

Hay dos puntos que el presidente debe considerar para asegurar que la inversión aumentará y la economía se recuperará: El primero es que de poco servirán las declaraciones del presidente de la República si el presidente del Banco Central y otros funcionarios siguen diciendo que el país debería desdolarizar y que ellos no lo hacen sólo porque el presidente ha dicho que no.

Esto no sólo causa confusión y temores. Para mientras el presidente del Banco Central se dedica a discutir una medida que ya el de la República dijo que no hará; el Banco Central se encuentra terriblemente atrasado en la producción de leyes que se necesitan urgentemente para fomentar la inversión en el país, tales como la ley de fondos de inversión y otras que normarían el funcionamiento de los mercados de valores.

El segundo punto es que hay muchas otras dimensiones de temor que el presidente debe calmar antes de que la inversión recupere su vitalidad y nos lleve a altas tasas de crecimiento. Una muy concreta es la de la declaración de patrimonio que incluye el menaje de casa. Esta declaración desata el temor de la ciudadanía no porque sea un instrumento para cobrar impuestos. En realidad, no está ligada a ningún impuesto al patrimonio, que no existe aquí. 

Leer más…