Sábado 7 diciembre 2019

Logo Central America Link

La deuda de Costa Rica es una papa caliente que podría quemar

Lunes 10 octubre, 2016


 

Costa Rica tiene el mayor crecimiento de deuda de los gobiernos de Latinoamérica, lo que se suma al dudoso privilegio de tener la segunda más alta y compartir el podio entre los déficits más altos de la región.

La papa caliente viene pasando de gobierno en gobierno y cada día se acerca un poco más el momento de quemarse.

La deuda costarricense pasó de representar un 200 por ciento de los ingresos del Gobierno a casi el 300 por ciento durante el periodo 2010-2015.

Se trata de una forma precisa de analizar la situación, por cuanto normalmente se compara con el producto interno bruto; sin embargo, es el Gobierno el que paga directamente la deuda, y no el conjunto del país, así que se calcula la deuda como proporción de los ingresos del Estado.

Peor aún, la tasa de crecimiento de la deuda costarricense es la más alta de Latinoamérica, con el incremento de 84 puntos porcentuales en el periodo analizado, un 40 por ciento mayor que la de Brasil, que queda en segundo lugar.

Sin embargo, Brasil cuenta con una estructura impositiva más fuerte y una presión fiscal mayor, lo que significaría una ventaja frente a Costa Rica si la economía mundial se reactivara.

Entretanto, Costa Rica tiene el segundo mayor nivel de endeudamiento de América Latina, aplicando esta medición.

El Salvador es el único país con una mayor proporción de deuda, que alcanza al 319% de los ingresos del Gobierno; sin embargo, el ritmo de crecimiento de su deuda ha sido menor, al igual que su déficit, y en los últimos años realizó una serie de reformas fiscales para mejorar su situación, mientras que Costa Rica solo hizo una.