Lunes 22 julio 2019

Logo Central America Link

La dimisión de Chong

Jueves 16 febrero, 2012


Sergio Zavala Leiva
La Prensa, Honduras

Uno de los secretarios de Estado más conspicuos del presente gobierno es el Lic. William Chong Wong, a quien conocí durante su gestión como titular de la Secretaría de Estado en el Despacho de Finanzas en la administración de Ricardo Maduro en cuya titularidad se desempeñó como un tecnócrata en el área del presupuesto y las finanzas públicas, siendo uno de los pilares de su Gabinete Económico, quien actuando con el celo profesional de un auditor, más que de un ministro, le permitió al indicado ex presidente decir al final de su mandato “dejo la mesa servida”.

Con esos antecedentes Chong Wong repitió en el mismo cargo nombrado por el presidente Lobo, a quien le advirtió desde el comienzo de su administración, la lipidia con que el anterior régimen había dejado las finanzas de la nación, recomendando a los demás ministros y funcionarios públicos aplicar un plan de reducción de gastos y aumento de ingresos, en un vano intento de hacer conciencia para que fuesen más consecuentes con el excesivo gasto hasta ahora incurrido, no solamente porque el Fondo Monetario Internacional, FMI, así lo requiere, sino que el país así lo necesita de forma urgente.

En diciembre de 2011 el ministro de Finanzas explicó en forma contundente que el gasto corriente en el segundo año de gobierno de la presente administración en vez de haberse reducido se había disparado en 2,195.2 millones de lempiras superior a lo presupuestado; en concreto William Chong Wong expresó que el gobierno se había comprometido ante el FMI a racionalizar el gasto público para alcanzar la meta de nuestro déficit fiscal neto para el 2011, lo que a su juicio no se cumplió.

Pero lo que le pudo costar su cargo fueron sus expresiones en torno al Bono 10,000, que es un mecanismo demagógico utilizado por los políticos para crear adeptos al manifestar que “la pobreza no se reduce regalando el dinero, más importante es poner en marcha programas educativos a corto, mediano y largo plazo” recomendando que este programa fuere “sometido a una supervisión minuciosa” lo que tal vez les produjo urticaria a algunos.

Finalmente, el ministro Chong Wong denunció que el Gabinete Económico había ajustado más bien el déficit hacia el alza, fijado en -3.9% del Producto Interno Bruto, PIB, lo que era equivalente a 12,677 millones de lempiras, obligando al indicado organismo internacional a negarse a suscribir con Honduras un Acuerdo Económico que pudo ser beneficioso para nuestra débil economía.

Mientras esto sucede que viva el despilfarro de nuestros recursos y el excesivo gasto de consumo y servicios, todo por la Patria... así sea.

Leer más...