Jueves 22 agosto 2019

Logo Central America Link

La Europa que reluce

Viernes 17 diciembre, 2010


Álvaro Vargas Llosa
Elsalvador.com, El Salvador

No todo en la Unión Europea está podrido. Algunos países se destacan por haber cimentado su modelo socioeconómico con bases más sólidas en la segunda parte de la década que concluye. Ellos muestran el camino al resto de Europa.

Suecia es uno de esos casos. En el último trimestre, este reino escandinavo alcanzó una tasa de crecimiento económico "asiática" —6,9 por ciento— en comparación con el año pasado. Pese a que las reformas del gobernante bloque "burgués" —el Partido Moderado, el Partido Centrista, El Partido Liberal Popular y el Partido Demócrata Cristiano— son más graduales de lo que quisieran espíritus más audaces, Suecia ha venido reduciendo de manera sostenida los excesos estatistas de la era socialista, que fue epónima en este país durante la mayor parte del Siglo XX. Es por eso que la coalición fue reelegida hace algunos meses.

Antes y después de la crisis financiera de 2008, el gobierno mantuvo una política fiscal prudente, reduciendo sustancialmente la deuda en tiempos de abundancia. Incluso después del estallido de la burbuja inmobiliaria, cuando los "estímulos" gubernamentales eran la moda universal, Suecia incurrió en un déficit de apenas 1 por ciento del tamaño de la economía (el erario estará pronto en negro nuevamente). 

En los últimos cuatro años los impuestos, especialmente aquellos que dificultaban la creación de empleo, descendieron mientras que los subsidios que fomentan la holgazanería fueron reducidos, con excelentes resultados. A su vez, los bancos privados han capeado la tormenta financiera gracias al repunte de los países bálticos.

En cambio, el crecimiento económico en la turbulenta zona del euro será en promedio de entre 0 y 1 por ciento este año, mientras que los mercados siguen apostando, pese a los salvatajes financieros, a que Grecia e Irlanda incumplirán el pago de su deuda soberana; a que Portugal será el próximo teatro del drama financiero, y a que España, abrumada por déficits públicos y deuda privada, es demasiado grande para entrar en quiebra y demasiado grande para ser rescatada.

Leer más…