Sábado 21 septiembre 2019

Logo Central America Link

La Honduras sitiada

Jueves 28 julio, 2011


Cándido Alvarado Muñoz 
La Prensa, Honduras

Por mucho que diga o haga la Policía Nacional, Honduras está en manos del crimen organizado. Los sectores marginales de las principales ciudades son “áreas exclusivas” de la delincuencia en que nada ni nadie se mueve sin su permiso, mientras las personas viven indefensas y bajo un clima de sospecha e inseguridad.

El pago del “impuesto de guerra” a las rutas del transporte, pulperías, bodeguitas que ose entrar a esos barrios, es visto hoy como algo tan natural. Es más: tal gravamen fue oficializado por el Congreso Nacional al aprobar una tasa de seguridad que supuestamente deben pagar los grupos más prósperos de nuestra sociedad. “Pagan más con el impuesto de guerra”, justificaron algunos diputados. “Va dirigido sólo a los que tienen más dinero y obtienen más ganancias”.

Así, cualquier transacción bancaria que se haga cuando se tengan depositados más de 120,000 lempiras será castigada. Y en esta ruta, hasta las familias que reciban dólares de sus parientes en el exterior sufrirán la condena, unida ahora a las medidas cambiarias del Banco Central que han puesto a “flotar” al débil lempira. Aquí se aplican otros impuestos: el “de guerra” que cobran abiertamente las pandillas en las colonias de la periferia, y el “de seguridad” que recogen a discreción los policías en centros comerciales, almacenes, restaurantes y hasta casas privadas.

Leer más…