Miércoles 3 junio 2020

Logo Central America Link

La irreversible integración centroamericana

Miércoles 26 enero, 2011


Carlos M. Echeverría E.
La Nación,Costa Rica

De alguna forma u otra, la lógica de integrar unidades geográficas en unidades de mayor tamaño ha prevalecido en la historia de la humanidad. La misma lógica es válida para la integración centroamericana. Se basa en factores socioeconómicos y políticos apabullantes más que en romanticismos que, si bien pueden ser inspiradores, no son suficientes.

Cuando se suscribe el Protocolo de Tegucigalpa (PTgu) al Tratado de la Organización de los Estados Centroamericanos en diciembre de 1991, se hace un acto de fe en la integración para lograr los ideales consagrados en el mencionado protocolo' Paz, democracia, libertad y desarrollo para la Región Centroamericana, todos ideales íntimamente interconectados e interdependientes entre sí. 

Así nace el Sistema de la Integración Centroamericana, el SICA, que implícitamente reconoce las dificultades para progresar e insertarse en la globalización de los Estados pequeños que, como los del SICA, aun unidos no pasan de equivaler a Perú, una economía si acaso de tamaño medio. Casos como el de Singapur o Suiza son contados y circunstanciales, inaplicables en nuestras latitudes.

No hay que ser brillante para darse cuenta de que por algo naciones que admiramos, como los EE. UU. y las europeas, han librado, en el caso de la primera, una guerra fratricida para mantener la unión nacional y, en el de las segundas, un esfuerzo supremo para consolidar su integración, venciendo la desconfianza y el rencor de cientos de años de cruentos conflictos. Para nosotros en Centroamérica, la tarea desde ese punto de vista es más fácil.

Son indiscutibles las sinergias que la integración es capaz de generar si se implementa bien y reconociendo, como lo hace el PTgu, su carácter integral/ holístico; no es posible pensar en integración comercial para negociar “hacia fuera” por ejemplo, sin pensar en una integración multidimensional. La integración comercial, y más ampliamente la Unión Económica, el objetivo a largo plazo, no se da puramente en un contexto economicista; hoy hasta los TLC tienen sus componentes ambiental y social.

Leer más…