Miércoles 22 septiembre 2021

Logo Central America Link

La ley SOPA y el derecho sin fronteras

Viernes 20 enero, 2012


Juan Antonio Mazariegos G.
La Hora, Guatemala

Hasta hace unos días, de haberme mencionado la ley SOPA, simplemente habría pensado en algún buen caldo y en alguien tratando de ponerle marco legal a su elaboración. Hoy la conocida como Stop Online Piracy Act (SOPA, por sus siglas en inglés), tiene a la Internet atravesando su primera huelga de brazos caídos y a muchos, alrededor del planeta, preguntándonos cuáles serán en el futuro los alcances de la tecnología o para qué servirán las fronteras, las leyes o los Estados, si todos al final formaremos parte de la red y en él se discutirán leyes y delitos que pueden afectar a cualquier persona en el mundo, sin importar su situación geográfica, ni estar siquiera en el país en donde la ley haya sido emitida.

La famosa ley, que todavía no lo es y que tiene a todo el mundo al tanto de ella, es hasta ahora un proyecto de ley que está siendo conocido por la Cámara de Representantes del Gobierno de Estados Unidos y que para convertirse en ley debe de pasar también por la aprobación del Senado y por un eventual veto del Presidente de ese país, quien puede bloquearla de esa manera. Sin duda, algunas leyes que ha emitido en el pasado el Gobierno de Estados Unidos han tenido consecuencias y alcances mucho más allá de sus fronteras, sin embargo, no es, sino hasta ahora que podemos apreciar, con el proyecto de la ley SOPA, lo globalizado e interrelacionado que está el mundo gracias a la red, pues lo que suceda con la aprobación o no de la ley, determinará, según algunos, la forma en la que en el futuro se podrá utilizar la Internet, sin importar si somos ciudadanos o no de ese país y si estamos o no bajo su legislación.

Resulta sumamente difícil el encontrar hoy en Internet un artículo objetivo y no parcializado en cuanto a los beneficios y/o defectos que pudiera tener la ley, de esa cuenta existen afirmaciones sobre la amenaza a la privacidad de los usuarios quienes, según los detractores de la ley, podrían ser vigilados por autoridades norteamericanas por simples sospechas de estar cometiendo actos de piratería o bien también justificaciones a favor de la ley que indican que esta es, hasta ahora, el esfuerzo más firme para acabar con la piratería en Internet.

Leer más...