Martes 12 noviembre 2019

Logo Central America Link

La pertinaz danza de miles de millones

Lunes 24 octubre, 2011


Mario Antonio Sandoval
Prensa Libre, Guatemala

SEGÚN LA PROGRAMAción del Ministerio de Finanzas, en el año 2012 Guatemala deberá pagar 9,071.1 millones de quetzales para abonar a la deuda pública, de los cuales 6,326 millones serán utilizados para pagar intereses. El Gobierno anda buscando préstamos por 7,100 millones. Semejantes cantidades de dinero son difíciles de dimensionar para el ciudadano común y corriente, razón por la cual se debe reducirlas a cifras comprensibles. Esta última suma equivale a recibir 19.452 millones diarios, 810,502 por hora, 13,508 por minuto y 225 por segundo, es decir: en 22 minutos se equivale a un salario mensual de 5,000 quetzales.

LOS MOTIVOS DE la actual precaria situación del país se pueden encontrar con facilidad cuando se convierten los miles de millones de quetzales de la deuda nacional a sumas reducidas a la dimensión humana, por decirlo así. No pretendo hacer ningún estudio económico, sino uno en el cual se pueda comprender por qué el país se encuentra como está. Al conocer esos números, es fácil preguntarse si realmente hay posibilidad de salir de esa deuda, tomando en cuenta factores tan diversos como el porcentaje de intereses pagados, el crecimiento demográfico, el vergonzoso nivel de corrupción, la falta de educación de calidad, etcétera.

LA DIMENSIÓN DE LA realidad de la deuda externa, expresada en esos términos, se puede explicar en la nula o muy escasa capacidad de los políticos para entender la realidad escondida tras los préstamos. De existir, no pensarían siquiera en pedir dinero —es decir endeudarse y aceptar tasas de interés— para pagar los intereses de préstamos anteriores. No es cuestión de sapiencia, sino de sentido común. Pero este necesita además de la decisión de actuar de manera responsable, sin el criterio de “quien venga atrás, que arree”. El ansia de enriquecimiento no permite pensar así.

LA FIESTA VA EN aumento. El conocimiento, como ejemplo, de los cuatro últimos gobiernos, resulta esclarecedor. El primer cuadro indica cuánta era la deuda cuando entró cada presidente, cuánto al terminar el período, cuál fue el monto de la deuda nueva y cuál es el porcentaje. El segundo cuadro da un informe de cada presidente, con la equivalencia de cuánto significa por año, día, hora, minuto y segundo. Si usted se tardó tres minutos en leer estas líneas, la cifra llega a 46,620 quetzales. A mi juicio, mientras no exista la voluntad política de eliminar la mezcla de despilfarro y corrupción, es imposible sacar adelante a Guatemala.

Leer más...