Lunes 21 octubre 2019

Logo Central America Link

La pobreza y extrema pobreza

Miércoles 29 septiembre, 2010


Valentín Barahona Mejía
El Nuevo Diario, Nicaragua

Son espeluznantes las cifras que día a día están saliendo a la palestra pública sobre el drama social de pobreza y extrema pobreza que agobia a miles de nicaragüenses. Por una parte, voceros del gobierno celebran con bombos y platillos la perica victoria cuando aseveran que en tres años el gobierno ha conseguido que el nicaragüense que estaba en la extrema pobreza, pase al nivel de pobreza simple. Recientemente se dio a conocer que en el área centroamericana, nuestro país tiene los mayores porcentajes de hambre con un 21%, esto significa que de seis millones de habitantes, casi millón y medio de conciudadanos padecen hambre.

Otro elemento que alegremente propagan los apologistas del gobierno, es que pese a la crisis económica internacional, la economía nacional en este año captará 2,000 millones de dólares, gracias a que hubo un aumento en las exportaciones, es decir, 500 millones de dólares más que en 2009. No obstante, al halagador panorama económico que pinta el gobierno, la verdad es que el nicaragüense común y corriente no percibe los beneficios de ese crecimiento económico, la cruda realidad es que sectores que antes andaban en el rango de medio rico, pasaron a ser clase media, los de la clase media se convirtieron en pobres y los pobres están pasando a la extrema pobreza.

Existe una evidente contradicción, entre la pobreza y extrema pobreza en que esta sumida la inmensa mayoría de los nicaragüenses y el triunfalismo que propagandiza este gobierno, esa contradicción sólo tiene dos explicaciones. La primera puede ser que las cifras económicas dadas por el gobierno sean una vil y burda mentira, con lo que se quiere incautar a los incautos, haciéndolos creer que este gobierno está trabajando con buen acierto en lo económico.

Sin embargo, los hechos confrontados con la teoría demuestran una verdad irrefutable. A partir que asumió el gobierno don Daniel Ortega, la pobreza y la extrema pobreza en el país, en vez de menguar se explayó en todos los niveles sociales; el hambre se incrementó en el campo y la ciudad; el ejército de desocupados creció como nunca jamás; es una odisea y un lujo para el nicaragüense pobre, llevar a la mesa los tres tiempos de comida; en tres años el costo de la canasta básica aumentó en más de un 50%; mientras que los salarios fueron congelados; miles de pequeños negocios prácticamente cerraron y quebraron; miles de profesionales, por las malas políticas de este gobierno, dejaron colgados sus títulos, muchos trabajan de taxistas, otros están en los mercados como comerciantes.

Leer más…