Jueves 22 agosto 2019

Logo Central America Link

La red en casa

Jueves 16 diciembre, 2010


José María Jiménez
El Nuevo Diario, Nicaragua
 
La conexión a la red está generando un nuevo estilo de vida que se caracteriza por una cierta vuelta al hogar. Los anglosajones utilizan el término cocooning, que se puede traducir como regreso a los orígenes, al nido o a la matriz.
 
Pero pasar más horas en el propio domicilio no garantiza que las relaciones familiares sean ni más abundantes, ni mucho menos más ricas o más intensas. La navegación por Internet es una actividad que generalmente se realiza en solitario. Con la llegada de Internet, el individualismo que se enseñorea de muchas familias puede alcanzar niveles preocupantes. 
 
Afanados en la búsqueda de contactos con el exterior, se obvia el cultivo de las relaciones con los más próximos, en la terrible paradoja de experimentar en carne propia cómo, en la medida en que disponemos de medios de comunicación cada vez más complejos y más ricos, nos sentimos más solos y más incomunicados.
 
Además, la conexión a Internet puede llegar a ejercer una influencia más que notable en la educación de nuestros hijos. En el ciberespacio, lo mismo que en la sociedad, podemos encontrar de todo. Lo bueno y lo malo circulan por las mismas autopistas y llegan hasta nuestras casas con idéntica facilidad.
 
De ahí la importancia de extremar la responsabilidad en el consumo de las diversas mercancías que de continuo se nos ofrecen. Internet es, sin duda, una poderosa herramienta que ofrece posibilidades educativas destacables, pero que permite también el acceso a verdaderos basureros espirituales con riesgos para su formación intelectual y moral.