Martes 22 septiembre 2020

Logo Central America Link

La solidaridad del ISSS

Viernes 02 diciembre, 2011


Leonel Flores
La Prensa Gráfica, El Salvador

Ser solidario en un país como el nuestro siempre es una opción. Pero cuando los ríos se desbordan, cuando los puentes se caen, cuando las calles se abren y cuando el deslave inunda nuestras casas y nos mata, las opciones se vuelven una obligación.

Durante esta emergencia nacional, el Instituto Salvadoreño del Seguro Social ha demostrado fuerza y solidaridad para atender a la población más necesitada.

El 12 de octubre de 2011, la Dirección General de nuestra institución se desplazó piso por piso para pedir un donativo voluntario a todo el personal del Seguro Social. Desde allí comenzó un esfuerzo colectivo por sumarse a las acciones de emergencia del gobierno central, el Ministerio de Salud, la empresa privada, los medios de comunicación y las organizaciones no gubernamentales.

La acción oportuna de adelantarse a las consecuencias fue reflejada en un acuerdo del Consejo Directivo del ISSS, con medidas inmediatas, ante los dramáticos escenarios causados por las lluvias. Declarar en estado de emergencia todas nuestras instalaciones, adelantar el salario a todos los empleados y pensionados, recolectar insumos para solventar necesidades de los damnificados, poner los servicios de salud a disposición de las personas son hechos palpables del sentido de solidaridad de nuestra institución. Se atendieron niños, mujeres y ancianos, sin distinción de cotizantes o no cotizantes. La mayor parte del servicio de nuestra institución se centró en la atención médica, pero también se atendió la parte emocional y psicológica de los damnificados, especialmente de niños y adolescentes.

Se han coordinado ejes de acción con el Ministerio de Salud y no hemos escatimado esfuerzos para dar cobertura médica, de forma rápida y eficiente, a aquellos damnificados que más la han necesitado.

En general, la gestión de la emergencia nacional que azotó nuestro país demostró un alto grado de responsabilidad y efectividad de todas las dependencias gubernamentales y no gubernamentales; y a pesar de la magnitud y de los daños materiales ocasionados, las pérdidas humanas hubiesen sido mayores de no haber actuado con diligencia. La fórmula de este logro no es más que el haber enfrentado la adversidad en unidad, la visión de país, la coordinación gubernamental y la participación ciudadana.

Leer más...