Viernes 28 febrero 2020

Logo Central America Link

La teoría de la felicidad y las elecciones

Miércoles 12 enero, 2011


Guillermo Areas Cabrera
El Nuevo Diario, Nicaragua

El economista Richard Easterlin, en su libro ¿Does economic growth improve the human lot? (1974), mantiene que, tal y como predice la teoría económica mayormente aceptada, dentro de un país dado, la gente con mayores ingresos tiene una mayor tendencia a afirmar que es más feliz.

En lo que respecta a las políticas gubernamentales, esta teoría sugiere que, una vez que las necesidades primarias están cubiertas, las medidas políticas deberían centrarse en aumentar la satisfacción de los individuos, actuando sobre la Felicidad Interna Bruta, y no en el crecimiento económico, medido por el Producto Interno Bruto.

En 2006 Adrian White, psicólogo social (Universidad de Leicester, Inglaterra), publicó un estudio acerca del grado de felicidad de los ciudadanos en los diferentes países del mundo. Este estudio demuestra que los países más desarrollados tienen a los ciudadanos mas felices, la mayor parte están ubicados en el Norte del planeta y salud, dinero y educación, parecen ser los principales componentes de la felicidad.

No sé si de 2006 a esta época el grado de felicidad de los nicaragüenses ha aumentado, pero aquí los resultados de mis entrevistas con más de trescientas personas dedicadas a diferentes actividades económicas en varios estratos de la comunidad. Los cafetaleros con el precio del grano sobre US$ 200.00 el quintal muestran un alto grado de felicidad, igual pasa con los maniceros en Occidente, ya no se diga los ganaderos, los sembradores de caña, frijol, arroz etc. etc. Igual pasa con los banqueros, felices, según ellos, por los éxitos obtenidos dado el decidido apoyo gubernamental a sus actividades, sentimiento también generalizado en el resto de la empresa privada, 

La felicidad alcanza a los diputados opositores, por no mencionar a los del partido de gobierno, pues nuevamente funcionarán los dedos en la repartición de cuotas de poder vía “acuerdos” en la Asamblea. Las cifras reflejadas en las estadísticas de fin de año para mercados y comerciantes son sin precedentes. Todo el que exporta o tiene la esperanza de exportar algo demuestra felicidad, incluyendo al que autoexporta su persona para trabajar en otro país, pues hacerlo aunque sea en el extranjero ya es felicidad.

Leer más…