Sábado 17 agosto 2019

Logo Central America Link

La teoría del gran ausente

Lunes 27 septiembre, 2010


Otto Martín Wolf
La Prensa, Honduras

Juan Perón, el esposo de la famosa Evita, después de haber quebrado económicamente a Argentina, país que antes de su llegada al poder era uno de los más ricos del mundo, fue destituido por un golpe que lo mandó al exilio. Vivió 16 años una vida de reyes en España, esperando siempre como ave en acecho que “las circunstancias” que él mismo había provocado hicieran deseable su regreso.

Algunos pueblos tienen memoria corta, los argentinos entre ellos. Llevados de crisis económica en crisis (¿necesito decir de nuevo que el inicio fue provocado por Perón?) finalmente volvieron sus ojos hacia España y Perón regresó al poder. De más está decir que no pudo arreglar nada.

Daniel Ortega, en Nicaragua, después de más de 12 años en el poder, dejó quebrado el país en manos de Violeta de Chamorro. A ella le siguieron un par de Gobiernos que no lograron combatir la miseria. De nuevo se repitió el fenómeno de “el gran ausente” y los nicaragüenses, en una mezcla de olvido, desinterés y masoquismo, lo volvieron a elegir, sólo para volver al cuasi totalitarismo con que gobernó anteriormente. 

En Venezuela Hugo Chávez, siendo coronel del Ejército intentó dar un golpe de Estado. Fracasó y fue a dar a prisión; de alguna manera en las celdas se convirtió en “el gran ausente”, la esperanza de Venezuela. Se lanzó a la política y ganó las elecciones en forma abrumadora. Ha quebrado al país, arruinado las empresas del Estado, alejado la inversión extranjera, quitado la libertad y traído la desgracia económica a la mayoría del pueblo venezolano.

“El gran ausente” es un fenómeno que afecta también a las personas. Muchos que maltratan a sus mujeres, una vez que están ausentes son idealizados; lo malo que hicieron tiende a olvidarse y sólo se recuerdan los momentos buenos, finalmente la mujer lo llama de regreso. Aquí en Honduras estoy seguro que “usted ya sabe quién” está tratando de provocar las condiciones para su regreso. ¿Caerá Honduras en esa trampa? Lamentablemente existe ese peligro real.

Leer más…