Sábado 20 julio 2019

Logo Central America Link

Ley Integral contra la Violencia hacia la Mujer

Viernes 03 febrero, 2012


Valentín Barahona Mejía
El Nuevo Diario, Nicaragua

La historia criminal demuestra que para bajar la criminalidad en una sociedad, jamás ha sido una solución el endurecimiento de las penas. La creencia errónea que se mantuvo por muchos años de que esto se logra castigando con más rigor al delincuente es tan vieja como la humanidad misma. Mas la experiencia comprobó que la venganza aplicada sin misericordia contra el convicto se convierte en un boomerang contra la sociedad misma, ya que los índices delictivos se disparan en vez de disminuir el delito.

En tiempos pretéritos prevaleció la errónea concepción de que el crimen provenía de una voluntad, de un deseo enfermizo de hacer el mal, de odio o resentimiento contra la sociedad; por tal motivo en el Código Penal se establecían penas durísimas contra los antisociales; se pensaba que de esta manera se frenarían los delitos. En el caso de robo de menor cuantía, las penas oscilaban entre 10 y 15 años de presidio. En aquel entonces el convicto no gozaba de políticas de reeducación, no tenía derecho a beneficios de reducción de penas por buena conducta.

En los delitos más graves, como lesiones, homicidio, asesinato, violación, etc., las penas eran mucho más graves; la condena podía llegar a la pena de muerte, en la horca o en el pelotón de fusilamiento. El acto de quitar la vida al condenado era público, y podía asistir masivamente la población; el show tenía como propósito enviar un mensaje disuasivo al mundo de la delincuencia.

Con el transcurso de los años, el derecho criminal fue siendo objeto de investigación científica y surgieron nuevas teorías. Se hicieron estudios sociológicos y psicológicos que permitieron auscultar la personalidad del delincuente; los factores sociales influyeron en la aptitud delictiva; el entorno social que tuvo el delincuente durante la niñez; los traumas sicológicos; el maltrato y los abusos de que fue víctima, que afectaron su personalidad síquica y mental hasta transformarlo en un ser violento e irracional.

Leer más...