Sábado 24 julio 2021

Logo Central America Link

Límites ecológicos

Martes 09 noviembre, 2010


Juan Jované
Panamá América, Panamá
 
Apartir de la Revolución Industrial la historia del planeta pasó de una prolongada época conocida como Holoceno, caracterizada por la estabilidad ecológica, a otra que se ha venido a conocer como el Antropoceno, en la que la acción de los seres humanos se convirtió en la causa principal de los rápidos cambios observados en el Sistema Tierra. 
 
En este contexto un grupo de científicos encabezados por Johan Rockström, del Centro de Resiliencia de la Universidad de Estocolmo, desarrollaron una notable investigación con el fin de determinar cuales elementos del ambiente natural podrían estar frente a un proceso de deterioro, que una vez pasado un determinado umbral, generarían un cambio cualitativo en la forma de funcionamiento del planeta, dando lugar a graves consecuencias ecológicas, incluyendo entre otras la propia suerte de la especie humana. 
 
En términos concretos estos investigadores detectaron nueve áreas primordiales de posibles problemas ambientales: cambio climático, acificación del océano, destrucción del ozono estratosférico, impactos sobre los ciclos del nitrógeno y el fósforo, pérdida de biodiversidad, uso del agua fresca, cambio en el uso del suelo, aerosoles atmosféricos, y contaminación química. 
 
En base a un ingenioso esfuerzo científico lograron, además, establecer valores de frontera, a partir de los cuales aparece el peligro de cambios rápidos y negativos en el funcionamiento global. Sobre esta base pudieron establecer que a esta altura la actividad humana ya ha sobrepasado tres de estas fronteras. El primer caso está dado por el hecho de que la actividad humana condujo a que la cantidad de CO2 concentrado en la atmósfera haya sobrepasado el nivel de 350 ppm, lo cual, sobre todo en la medida en que este nivel siga creciendo, no permite evitar que el aumento de la temperatura terrestre sea mayor en 2 Co a la observada antes de la Revolución Industrial. 
 
El segundo caso se refiere a que, de acuerdo con estos autores, el ciclo del Nitrógeno se ha visto tan afectado como para que se pueda esperar que los procesos desencadenados lleven a una importante expansión de las llamadas zonas muertas en aguas dulces y marinas. En el tercer caso el grupo de investigadores concluyó que, de mantenerse la actual tasa de extinción de especies, no se puede descartar que hayamos entrado a una zona de peligro, que podría llevar a cambios ambientales indeseables. A esto se debe agregar que la humanidad se acerca rápidamente a las fronteras relativas al agua fresca y al uso de la tierra.